¿Sabes cómo se preparan correctamente estos cocteles?

Se acerca la época navideña y con ella las comidas, las fiestas, las posadas y muchos, muchos drinks. También están los códigos de vestimenta (como un suéter navideño ridículo tipo Mark Darcy en Bridget Jones) pero bueno, eso es lo que menos importa, aquí lo que realmente nos pone a tono a todos, es el alcohol, sí que para que no andes haciendo el ridículo cuando te toque ser el bartender, te decimos la forma de preparar las bebidas más básicas que sin falla te convertirán en el alma de la fiesta (o al menos del bar).

Daiquirí

De origen cubano y creado en 1896 por un ingeniero americano que mezcló ron con otros ingredientes para encontrar una nueva bebida refrescante.

Este americano, encontró la perfección al mezclar jugo de limón, azúcar, hielo triturado y mucho ron.
Un día, el escritor Ernest Hemingway, llegó al Bar Floridita, en la Habana, ahí le ofrecieron un daiquiri y éste no tardo en popularizarlo.

Martini

La primera versión del Martini se llamaba Martínez, y fue creada por el cantinero Jerry Thomas, cuando un cliente llegó a su bar y le dijo: “Sorpréndeme”. Ahí fue cuando Thomas le preparó una mezcla de vermut, ginebra, bitter y licor de cereza que al comensal le encantó.

Dicha cantina se encontraba en Martínez, California, por lo que el también autor del libro “How to mix drinks” decidió bautizar su creación en honor a la ciudad.

Old Fashioned

La receta se remonta al siglo XIX, aunque su nombre no tiene nada que ver con que esta bebida sea pasado de moda, sino con el vaso bajo en el que se sirve. Sus ingredientes son: whisky, amargo de angostura, jugo de limón y hielo.

Margarita

Existe una polémica sobre el origen del nombre, algunos se lo adjudican a Tijuana y otros dicen que fue inventado en Ciudad Juárez. Lo cierto es que esta bebida es 100 por ciento mexicana. Tequila, jugo de limón y sal, son los ingredientes que no deben faltar en este cóctel.

Cuba Libre

También de origen cubano, esta refrescante bebida se inventó durante la guerra hispano-estadounidense en Cuba a finales del siglo XIX, cuando un grupo de soldados gringos que tenía la tarde libre, se dirigieron a un bar. El capitán de la tropa ordenó ron Bacardí blanco, coca-cola con mucho hielo y un toque de limón. La bebida tuvo tanto éxito que hoy en día seguimos celebrando los cien años de Cuba Libre. ¡Salud!

 

Mojito

Ron, azúcar, limón y hierbabuena, son los ingredientes de este delicioso y refrescante cóctel de origen cubano, que durante la época de la piratería, se usaba como remedio medicinal para curar los males estomacales y prevenir el cólera. Su nombre proviene de la traducción “mojo”, que en inglés significa mezcla.

 

Bloody Mary

El barman de Nueva York, Fernando Petiot, dio vida a esta bebida en 1920 al mezclar en partes iguales vodka y jugo de tomate. Sin embargo, el barman King Cole, de la misma ciudad, lo perfeccionó agregando sal, limón, salsa perrins y salsa tabasco.

El nombre original era “Red Snapper”, pero se rumora que el nombre proviene de una camarera del bar “Bucket of Blood” en Chicago, a quien le llamaban “Bloody Mary”.

Mint Julep

Esta otra bebida con orígenes medicinales se remontan a 1862, descubierta por Jerry Thomas. La mezcla de menta, bourbon, azúcar y agua. Se recetaba igual que los refrescos de cola para aliviar enfermedades estomacales y dificultades para tragar.

Carajillo

Algunos piensan que este es el rey de los digestivos, el mix perfecto de brandy con café y debemos decir que no se equivocan.

El carajillo fue inventado durante la guerra de Cuba contra España, cuando los soldados mezclaban estas bebidas para darse “carajillo” y entrar en combate. Sin embargo, otros aseguran que la bebida proviene de Cataluña, cuando a los transportistas les faltaba tiempo para beber café y alcohol, así que los juntaron. De ser así, el nombre provendría del catalán “que era guillo”o “que me largo”, traducido al castellano.

Comentarios