¿¿Neta?? Crecimiento de México es superior al de Alemania: vocero de Presidencia

Con Pemex enriquecido con un descubrimiento hecho desde el año pasado (y sin ni una gota de extracción), con eso de que la corrupción ni existe y que todos los exgobernadores ratas ya regresaron todo lo que se llevaron (ahh, eso todavía no), no debería sorprendernos el dato que se aventó en cadena nacional el vocero de Presidencia, Eduardo Sánchez.

De acuerdo con el hombre cuya principal chamba es echarle porras a EPN…. digo, informar sobre las acciones de la administración federal, el gobierno de Peña ha chambeado tan duro y eficazmente, que ya tiene al país en los primeros planos mundiales. ¿Exagerado? Para nada, sólo asómense y digan si no se nota que México tiene un crecimiento no sólo comparable al de Alemania… ¡mayor! Entrevistado esta mañana por Noticieros Televisa (y no por Andrea Legarreta), el vocero del gobierno federal aseguró que México tiene un crecimiento nacional de 2.6%, mientras que el gigante europeo apenas si llega un triste 1.9%.

¿Sr. Sánchez, el crecimiento del país parece llevar la velocidad de un tren fuera de control?, ¿Por qué EPN es tan popular? Ahhh, pues esa pregunta ni debería hacerse: qué otra cosa pudo provocar tan sorprendente (e intangible) levantón, que las reformas impulsadas por Peña Nieto: energética, financiera, educativa, política, en telecomunicaciones… todas en su conjunto tienen a México en una situación inmejorable. Es más – según dijo el vocero – el país tiene con qué enfrentar una eventual disolución del Tratado de Libre Comercio… cosa que no sucederá, ya que se cuenta con el “mejor equipo negociador” que se puede tener.

En fin, como pese a que todo en el país está de maravilla no han faltado los que quieren ensuciar la administración de EPN, el vocero presidencial se encargó de aclarar ciertos puntos: para empezar, aceptó que sí se contrató más deuda… pero se dejó en términos manejables, tanto que ésta ha permitido el crecimiento económico y que calificadoras internacionales están de acuerdo en que el manejo de la deuda se ha hecho de manera correcta.  Por otra parte, respecto al supuesto financiamiento que la firma Odebrecht hizo a la campaña presidencial de EPN, sostuvo que no se trata de nada más que de una acusación de “mala fe”… como prueba el reporte “transparente y pormenorizado” de gastos de campañas que, en su momento, presentó Enrique Peña Nieto.