¿Una ducha de pollo frito? KFC lanza su ingeniosa bomba de baño

Después de joyas de la mercadotecnia como el esmalte de uñas y el bronceador, el Coronel Sanders ha regresado con otro innovador producto que pondrá su franquicia en la cima de la cadena alimenticia. Esta vez se trata de una poderosa bomba de baño que, gracias a los avances de la ciencia y la tecnología, permitirá a sus usuarios adquirir toda la fragancia del pollo frito.

En esta ocasión, la compañía se alió con Vintage Vanguard para así concentrar todo el poder de sus alimentos en unas sales de baño. Sólo imaginen las posibilidades; llenan su tina con agua caliente, sumergen la bomba y dejan que la experiencia los transporte a un mundo en donde ustedes mismos son muslos de pollo friéndose, adquiriendo esa consistencia crujiente que tanto aman en el restaurante de comida rápida.

Bomba para baño de KFC - Pieza

Bomba para baño de KFC - Sumergiendo en agua

Bomba para baño de KFC - Disolución

Bomba para baño de KFC - Agua de pollo

Lamentablemente, adquirir el delicioso producto no será fácil para quienes vivan de este lado del charco. Como era de esperarse, Kentucky sólo lanzó su peculiar artículo en una edición limitada para Japón, el único lugar en el mundo que se atrevería a preparar baños de grasoso y suculento pollo.

¿Por qué todo lo bueno lo tienen ellos?

En fin, si en un futuro cercano deciden realizar un viaje al país del sol naciente, no se olviden de buscar la bomba de Kentucky Fried Chicken. Sólo piensen que pocos serán aquellos que tendrán la dicha de salir de la ducha y caminar por ahí el aroma de un suculento pollo.

Comentarios