Pirlo se retiró de las canchas y lo vamos a extrañar

Andrea Pirlo le puso fin a 23 años de carrera futbolística tras disputar los últimos instantes del partido entre el New York City contra el Colombus Crew. El italiano ya había anunciado a principios de octubre que esta sería su última temporada porqué quiere darle espacio a los jóvenes talentos.

El metrónomo, se dio que los años no pasan en balde y señaló que los entrenamientos cada vez le costaban más trabajo y que la recuperación ya no es tan sencilla como antes, y es que a sus 38 años Pirlo aseguró que “ya es suficiente”. Pirlo es de los mejores jugadores de los últimos tiempos y a pesar de que el italiano no tuvo el inicio de carrera soñado, su oportunidad de oro le llegó con el Milan AC dónde brilló bajó la dirección de Carlo Ancelotti, quién fue el que colocó al jugador en el mediocampo, repartiendo juego y organizando a su escuadra.

El Milan tuiteó todo lo que el maestro ganó con el equipo.

Con los Rossoneri, Pirlo ganó dos Champions League y dos Scudettos de la Serie A y los reflectores mundiales se enfocaron en él. Con la selección italiana destacó en el mundial de Alemania 2006, donde la escuadra Azurri alzó el trofeo de campeón tras ganarle en penales a la Francia de Zidane (el partido del cabezazo), donde Pirlo abrió la tanda desde los 11 pasos.

Aunque siempre estuvo en la mira del Real Madrid y el Barcelona, Pirlo decidió jugar para la Juventus, una decisión que le partió el corazón a los fanáticos del Milan pero que dibujó una sonrisa enorme en los Biaconeri. Con la Vecchia Signora de Italia ganó cuatro títulos de liga italiana y se quedo al filo de llevarse su tercera Champions League, pero cayó ante el Barcelona en la final de la temporada 2014 – 2015 en el Olímpico de Berlín.

Así recordaron el paso de Pirlo por Turín:

Decidió migrar a Nueva York, dónde ayer terminó su carrera, debido a una lesión en la rodilla que no lo ha dejado de molestar, pero le regaló tres años de magia y futbol a todos los neoyorquinos y seguidores del futbol en los Estados Unidos.

 

No cabe duda de que extrañaremos a Pirlo, pero siempre con el recuerdo del gran futbolista que fue, de los trazos largos y al pie que salían de sus botines y de todo el amor que le dio al futbol durante 23 años de su vida. Y no, no estamos llorando, se nos metió un golazo de Pirlo en el ojo.

Comentarios