“Pasen quienes no hayan violentado a una mujer”… y “El Cuau” prefirió irse de evento

“Si ya saben cómo soy, pa’ qué me invitan” ha de haber pensado el exfutbolista y ahora flamante alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, quien acudió a un evento organizado por el Instituto de la Mujer sólo para hacer un acto de honestidad… bueno, más bien, de completo cinismo. Cuando la presidenta del DIF-Morelos, Elena Cepeda, pidió que los presentes plasmaran su mano en un mural contra la violencia hacia las mujeres, puso una condición: “que sólo se acercaran los hombres que nunca han violentado a una mujer o, de haberlo hecho, ofrecer una disculpa pública”.

Quienes han seguido la trepidante carrera de “El Cuau”, sabrán que además de futbolista fenómeno, el tepiteño se caracterizó por su explosividad fuera de las canchas. Por ahí de 1998, el tepiteño fue denunciado penalmente por su exesposa, Marisela Santoyo, por lesiones y amenazas de muerte… y bueno, aunque no precisamente contra una dama, pero también se le recuerda por el guamazo que le acomodó al comentarista David Faiterlson y por agredir a fotógrafos, en sus épocas de noviazgo con Galilea Montijo. En fin, con ese historial, el buen Cuauhtémoc no era el más indicado para mostrar su rechazó a la violencia… sin embargo, también desechó la segunda opción, con la cual igual y hasta quedaba bien parado: aceptar que, en su momento, agredió a una mujer… pero ahora es un hombre nuevo. Pero ni eso…

Aunque estaba en primera fila, el futuro candidato del PES a la gubernatura de Morelos salió sin decir adiós al termino del evento en el que fue presentado el calendario de actividades con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Violencia contra la Mujer. Sin dejar plasmada su manita con la que quizás le puso algún pellizco a su exmujer y sin ofrecer una disculpa pública por ello.

Con la difusión del video en el que se ve cómo “El Cuau” emprende la graciosa huída, la alcaldía de Cuernavaca difundió un comunicado de prensa en el que señala que, si el examericanista se fue del evento, fue por una supuesta “falta de respeto” hacia su persona. ¿¿¿??? Pues sí, es que no respetaron el protocolo y “en ningún momento se mencionó el nombre del alcalde, ni hubo la presentación de los representantes de los municipios que participarán en estos esfuerzos. Por tal motivo y ante la lamentable postura de protagonismo de quienes encabezaron dicho evento, el edil tomó la determinación de retirarse del lugar al concluir la presentación de la agenda antes mencionada”. Chiaaa… ni aguanta nada (que aprenda a su exesposa). En fin, pese a que lastimaron sus sensibilidades, “El Cuau” se comprometió  a que en Cuernavaca se desarrollarán actividades para prevenir y erradicar la violencia contra la mujer.