El mejor fin de todos is coming: El Buen Fin

¿Están listos para el mejor fin de semana del año? Porque nosotros ¡vamos que volamos! Es ya por todos sabidos que El Buen Fin son esos dos días del año en que las calles y los centros comerciales se abarrotan de gente cargando pantallas, haciendo calentamiento de muñeca semanas para perfeccionar ese movimiento de firma pa’la compradera y, por supuesto, el wishlist ya listo para ser el primero en llegar por tu consola nueva de Xbox o todos esos productos que has estado esperando durante todo el año pero a un mejor precio.

En años anteriores se ha vivido intensamente esa emoción casi pre-Navideña de llenarte de regalos e incluso, de ir comprando los de toda la familia, los amigos y hasta del loro; pero la verdad, si algo podemos presumir, es que en Sopitas lo celebramos de una manera única.

Todo comenzó en el 2015 con -casi, casi- lo que parecía una inocente carta donde publicamos todo lo que nosotros compraríamos para la casa y para la Sopicueva, y lo que jamás pensamos, es que fuéramos a ser escuchados.

Tal como en programa de televisión de regalizas, Sam’s Club se rifó como los campeones respondiendo con uno de los tuits más épicos que han llegado a nuestras redes:

¡OHHHH SÍ! Y eso llevó a una regaliza que incluyó -entre otras cosas- una moto, una pantalla y hasta un Storm Trooper ¡SÍ! ¡UN MALDITO STORM TROOPER TAMAÑO REAL!

 

Cerrando el 2015 con broche de oro, comenzaba el 2016 y ya queríamos que llegara de nueva cuenta el Buen Fin. Jamás nos imaginamos que los reyes de Sam’s Club se rifaran con lo que ha sido el regalo más grande en la historia de Sopitas: $100,000 pesos en productos en el CLUB. Y así, nació una de las más bellas fechas de la vida: ¡El Grand Prix de Sopitas.com patrocinado por Sam’s Club!

 

Nosotros no cabíamos de la emoción. En la redacción había mujeres gritando de emoción, hombres cantando himnos de victoria, no bueno; la emoción de ver en vivo por primera vez a DJ Pedrito Sola se quedó COR-TA.

Y bueno, recordar definitivamente es volver a vivir, pero ¿no estaría increíble que volviera a pasar? Dioses de Sam’s Club ¿nos escuchan? ¿están ahí? Nos queda voltear el santito del Buen Fin para que nuestras oraciones -o nuestros tuits, más bien- sean leídos y escuchados ¿será que se nos vuelva a hacer? Crucen los dedos.