Gobierno tiene recursos, la gente no tiene por qué pagar reconstrucción: especialistas UNAM

Como les dimos a conocer hace unos días, el gobierno de la CDMX ofreció a las personas que perdieron sus hogares por el sismo del pasado 19 de septiembre unos créditos por 1 y 2 millones de pesos… por los cuales han de pagar alrededor de 15 mil pesos mensualmente (sólo de intereses). Es decir, la ayuda no es ayuda, más bien se trata de un préstamo que el gobierno hará para la reconstrucción de viviendas. ¿Entonces dónde quedaron tantos donativos que llegaron del extranjero, de la iniciativa privada y de la propia sociedad?

Pues en lo que se nos responde a esa pregunta, un grupo de especialistas del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM señalan que existen los suficientes recursos en las arcas de la federación para que la gente no tenga que andar pagando por la reconstrucción de sus hogares… y no sólo en la CDMX, sino en los seis estados afectados por los sismos de septiembre pasado. Con esto, los académicos rechazan en su totalidad los programas de gobierno con los que se plantea que sean los propios damnificados quienes absorban los costos de la reconstrucción de sus inmuebles. “Es injusto, ya que en su mayoría son viviendas que ya se habían liquidado”, apuntaron en conferencia de prensa ofrecida en Ciudad Universitaria.

 

Si la reconstrucción tendrá un costo de 48 mil millones de pesos, como plantea el presidente Enrique Peña Nieto, entonces – señalaron los especialistas – hay mínimo dos fuentes de las cuales se pueden obtener esos recursos: 1) de los fondos de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios y de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas, 2) del incremento autorizado en la Ley de Ingresos de la Federación para 2018. De la primera opción se pueden obtener recursos por hasta 239 mil millones de pesos, mientras que en la segunda 56 mil millones… como se puede ver, hasta sobra.

Una tercera fuente de recursos son los fideicomisos, fondos y mandatos análogos, de los que se pueden sacar hasta 680 mil millones de pesos, apuntó Violeta Rodríguez del Villar, doctora en Economía. Sin embargo, reveló la razón por la que partidos y políticos ¡URGEN! que se creen fondos para cualquier eventualidad, en este caso para la reconstrucción y apoyo a zonas y comunidades afectadas por los sismos: los fideicomisos son una estrategia “mañosa” para colocar recursos públicos en inversiones financieras… es decir, se utilizan para financiar deuda pública, en lugar de ayudar para el fin que fueron creados. “Una vez estando el dinero en los fideicomisos, poco se sabe qué pasa con esos recursos”. Por cierto, Morena propuso crear un fondo para la reconstrucción de la CDMX, con un monto de 35 mil millones de pesos… de los cuales, sólo 7 mil millones serán destinados a la reparación de viviendas. ¿Y el resto?

En fin, para que no haya especulaciones de que los recursos serán destinados a Casas Blancas, campañas presidenciales o a paraísos fiscales, el presidente Peña Nieto señaló que los movimientos de los recursos públicos para las tareas de reconstrucción están “abiertos, expuestos y exhibidos en una página de transparencia donde puntualmente cualquiera lo puede consultar”. Y, en caso de que haya alguna irregularidad, parece que sería culpa de los donadores. Así lo dejó entrever durante el evento “Participación del sector privado en la etapa de reconstrucción”, al pedir a los integrantes e este sector transparentar cualquier asignación que realicen… porque lo que es en el gobierno, sí hay cuentas claras. “Hay que dejar en claro que no hay una mezcla de recursos. Despejemos esa duda, no estamos sumando los recursos probados a los recursos públicos que el gobierno está disponiendo, cada quien los está administrando (….) Y si algo he de llamar al sector privado, de manera muy respetuosa, es a que mantengan estos ejercicios de absoluta transparencia”, apuntó EPN.