Planet Terror y su personaje para vengarse de Harvey Weinstein

Desde que se dio a conocer el historial de casos de acoso sexual propiciados por Harvey Weinstein, cada vez más celebridades han dado un paso adelante para denunciar situaciones similares. Recientemente nos hemos enterado de que muchas figuras conocidas en la industria hollywoodense tenían sus propias historias escalofriantes, pero ahora descubrimos un relato que realmente incluye un filme de horror como una forma de venganza.

Todos los amantes del gore las películas mórbidas conocen Planet Terror, aquella joya del 2007 dirigida por Robert Rodriguez, distribuida por Dimension Films y protagonizada por Rose McGowan, Freddy Rodriguez, Bruce Willis, Quentin Tarantino y Ferigie, así como otros. La trama es bastante simple pero entretenida, pero lo importante aquí es que uno de sus personajes fue creado únicamente para molestar al mismo Weinstein.

Para entender mejor lo que ocurrió en ese entonces, debemos recordar que McGowan fue una de las primeras intérpretes en hablar acerca de sus experiencias con el productor de cine. Ella denunció haber sido violada por el empresario, quien después se encargó de que no pudiera trabajar en ningún proyecto controlado por producciones de The Weinstein Company.

Este relato llegó hasta los oídos de Robert Rodríguez durante el Festival de Cannes del 2005, cuando la actriz le habló del motivo por el cuál no pudo formar parte Sin City. Según lo que publicó Variety, el director decidió ofrecerle un papel protagónico que no sólo tenía como trasfondo la venganza, sino que además, patearía todos los traseros posibles.

“En ese mismo instante le dije a Rose que estaba a punto de empezar a escribir una película con Quentin Tarantino, que se basaba en un regreso a las películas de explotación de los 70 en una sesión doble y, que de estar interesada, escribiría un para ella un personaje brutal y la convertiría en una de las protagonistas. Quería que tuviese un papel principal en una película grande para sacarla de la lista negra, y la mejor parte de todo esto es que tendríamos a la nueva compañía de Harvey Weinstein pagándolo todo”.

Rose McGowan y Robert Rdríguez
Foto de Michael Buckner/Getty Images

Así, damas y caballeros, es como nació Cherry Darling, la chica cuya pierna fue convertida en una metralleta con lanzagranadas incluido. Esto tal vez no destruyó la reputación de Weinstein como lo han hecho todas las historias reveladas hasta ahora, pero sin duda fue un movimiento astuto con un intento de compensar la frustración de Rose.

En cuanto a Rodríguez, es bien sabido que no dejó de trabajar para Weinstein en proyectos como Machete y Spy Kids, ambas distribuidas por Dimension Films. Sin embargo, eso no evitó que el cineasta emitiera un comunicado para mostrar su resolución ante los acontecimientos recientes.

“Estas últimas semanas me han dado nuevas perspectivas y esperanza al ver cambiar el curso de las aguas, viendo a Harvey perseguido y observando a todas las mujeres valientes que han dado un paso adelante con sus impactantes y angustiosas historias de abuso”, decrlaró Robert Rodríguez en su comunicado. “Desde que he visto la perceptible falta de historias provenientes de hombres que podrían haber intentado hacer lo correcto, quería dar un paso al frente para decir que, sin importar las consecuencias, sin importar hasta dónde tengan que meter la cabeza, sin importar lo que puedas perder, tienen que luchar con fuerza. Todo el mundo tiene que tomar partido y actuar”.

Algunas personas piensan que la venganza se sirve mejor en un plato frío, pero también existen quienes creen que tiene buen gusto en forma de disparos y sesos volando en un filme de horror. ¿Ustedes qué dicen?

Comentarios