Keanu Reeves no está muerto… ¡sólo está armando motocicletas!

Ah, Keanu Reeves… sin duda es un sujeto con una personalidad muy misteriosa. Uno nunca podrá saber qué clase de planes se llevan a cabo en su enigmático cerebro, ya que un día lo vemos interpretando a John Wick y después de un instante, está armando motocicletas y vendiéndolas en 78 mil dólares.

Aparentemente, ser un héroe de acción no provoca suficientes emociones fuertes en esta celebridad y por eso, desde hace un tiempo ha alimentado un nuevo hobby. Éste se basa en trabajar junto a su compañero Gard Hollinger, con quien busca redefinir la fabricación de motos personalizadas en la empresa Arch Motorcycle, que por cierto, fue fundada desde el 2011.

Así como lo ven de serio, este muchacho ya es capaz de fabricar sus propias bellezas motorizadas, usando sólo materiales nuevos y tecnología de punta,incluyendo realidad virtual para hacer sus diseños. Por otro lado, Reeves dijo que su pasión siempre ha sido conducir esos vehículos, más que nada porque para él representan libertad.

“Para mí, conducir una moto es una forma de libertad”, dijo el actor. “Tan sólo pensar en el sonido, el sentimiento producido por este. La conexión con el camino, el poder montar, hacia el ambiente, hacia un nuevo viaje”.

Tan sólo tenemos que ver este video que subió Wired para darnos cuenta de la felicidad que siente al hablar de motocicletas. ¡Chequen su entusiasmo!

Tal vez los fans menos clavados no lo sepan, pero Keanu ha montado motos desde que tenía 22 años y casi siempre se ha presentado en el set usando esos vehículos. Él nunca planeó montar un negocio de este tipo, pero por ahí del 2006, viajó a Los Angeles para modificar su Harley Davidson y así conoció a Hollinger, con quien descubrió su nueva pasión.

Su amistad sólo sirvió para que ambos crearan su propia compañía; una que tiene la visión de poder fabricar algo totalmente separado de su carrera en Hollywood y que a su vez, sea recordado por todo el mundo. Ese sin duda es un sueño muy bello, así que esperamos de corazón que pueda cumplirlo.

Ahora saben qué es lo que nuestro amigo hace cuando no lo vemos involucrado en ningún proyecto fílmico. ¡Sólo para que no estén con el pendiente!

Comentarios