‘No Country for Old Men’ cumple 10 años de ser un clásico del estrés absoluto

Por: Greta Padilla

Los hermanos Coen siempre han sido unas flechas para escribir, dirigir, producir y editar historias intensas rodeadas de atmósferas estresantes, irónicas y sarcásticas. La prueba de eso es Fargo (1996) y el gran filme de 1998, The Big Lebowski, una de sus mejores películas pero, con todo el dolor de nuestro corazón, dude, no la mejor.

La mejor, y no sólo lo decimos acá, sino en todos los listados de las mejores películas del milenio como el de la BBC *A Rotten Tomatoes, IMDB y Time les gusta esto*, es No Country for Old Men (2007) por el simple, o mejor dicho complicado hecho de presentar en un par de horas la naturaleza de la incertidumbre y sobre todo, del miedo. Ese impulso natural e instintivo que hizo que Javier Bardem se convirtiera en el primer español en ganar un Oscar y que fuera la segunda ocasión que dos personas ganaran este mismo premio pero en la categoría a Mejor Dirección.

Por eso, a sólo 10 años de su estreno, esta cinta es la más aclamada de Ethan y Joel Coen porque representa, como pocas veces se ha hecho, el miedo del hombre por el hombre. ¿Dónde está lo “malo”? Que como todo en esta vida, nada volvió a ser taaaan memorable. O sea, de aquí a la fecha, ninguna de sus otras películas ha sido una joya invaluable como esta, aunque sí han logrado perfilarse dentro de las nominaciones de los Golden Globes o los BAFTA.

Repasemos: luego de No Country… le siguió Burn After Reading (2008) con Brad Pitt como el chico de gimnasio tonto, John Malkovich como el intenso ex agente de la CIA, George Clooney como el amante desinteresado y Frances McDormand como la señora abusada. Los resultados: una sátira divertida pero no con tanto punch en los personajes, o al menos no el mismo que Lebowski. Si no lo crees, bastará con decirte que únicamente recibieron nominaciones a los Globos de Oro en las categorías de Mejor Película y Mejor Actriz, pero no ganaron. No obstante, tanto Brad como Tilda obtuvieron el premio BAFTA a Mejor Actor y Actriz de Reparto.

Luego llegó una película que si buscas tristeza en el diccionario, te quedas corto. A Serious Man (2009), protagonizada por Michael Stuhlbarg presenta el tipo de destino fatal que American Beauty y A Single Man de Sam Mendes y Tom Ford (sí, el diseñador), respectivamente, presentaron. Buena película que le valió dos nominaciones al Oscar a Mejor Película y Mejor Guión Original pero, meh. 

True Grit (2010) los hizo volver a los Oscar. Es una de las cintas que los regresó al radar de lo mejor de la industria con una historia similar, por intensa, a No Country for Old Men. Casi la alcanza… pero se quedó en meras candidaturas.

Ahora vienen los aplausos con Inside Llewyn Davis (2013) y lo mejor de Oscar Isaac (y Justin Timberlake). Si eres un hipster en busca de una película que hable de música, esta es tu mejor y única opción.

Por último, Hail, Caesar! que salió el año pasado. George Clooney, Josh Brolin, Scarlett Johansson, Tilda Swinton, Channing Tatum, Ralph Fiennes, Jonah Hill, todos son una joya, en serio, pero preferimos mil veces a Jeff Bridges, John Goodman y Steve Buscemi.

Aquí te dejamos el tráiler de No Country for Old Men para que te dé un infarto cada minuto de la mejor película, sin duda, del mejor dúo del cine: