Mientras Tanto

Maravíllate al ver cómo quitan el barnizado de una pintura de 399 años

Trabajar con arte que tiene siglos de existir debe ser algo difícil, ya que el tiempo no perdona ni siquiera a la obra más bella del mundo. Afortunadamente hay personas que poseen las habilidades de darles el cuidado que necesitan, de modo que conserven su color y no muestren muchos signos de deterioro.

¿Por qué hablar de esto tan repentinamente? Bueno, sucede que nos topamos con uno de los trabajos de Philip Mould, el anfitrión de un programa de BBC One, conocido como Fake or Fortune. Este señor es un experto en arte y hace no mucho tiempo, compartió un video en su cuenta de Twitter donde mostró a sus fans su destreza para quitar el barnizado de una pintura antigua.

Mujer de Rojo - Pintura restaurada por Philip Mould
Fotos de Twitter//Philip Mould

Hace 200 largos años, alguien decidió poner una capa de barniz en un retrato de una mujer desconocida que fue pintado en 1618. Esta cobertura estaba causando que la obra luciera amarillenta con el paso de los años, por eso el buen Philip decidió que era hora de realizar un cuidadoso proceso de remoción.

Podemos apostar a que quieren ver parte del progreso en este trabajo, así que dejaremos la imagen a continuación.

Restauración de una pintura antigua

“La pintura fue parte de una colección privada en Inglaterra”, Mould le dijo a The Telegraph. “Comenzamos con la restauración después de probar con una superficie de aceite sobre un panel de roble. Creamos una mezcla de gel con solvente, cuya función específica era remover el barnizado sin causar daño a la pintura. Es algo diferente a la restauración normal, ya que el gel contrarrestaba el solvente y era más controlable”.

No existen más detalles relacionados con esta “Mujer de Rojo”; todo lo que se sabe es que la dama tenía 36 años cuando fue retratada. Finalmente, sólo queda decir que se hizo un excelente trabajo de restauración… o al menos en comparación de otras piezas que no tuvieron precisamente un final feliz.

Sentimos tu dolor, Jesús…

Comentarios