Diputados aprueban Presupuesto de Egresos… con todo y partida especial para futuro presidente

Hace una semana se aprobó la Ley de Ingresos para el próximo año, la cual prevé una entrada a las arcas de 5.2 billones de pesos… si es que el dólar y el petróleo (y otros elementos) se mueven a conveniencia de lo que dicen los diputados. Y bueno, para demostrar que a estos fulanos les gusta vivir al límite, ayer dieron su aval para el Presupuesto de Egresos 2018, en el cual consta que el gobierno contempla gastar idénticos 5 billones 279 mil 667 millones de pesos. ¿La diferencia? La primera cifra es una expectativa, la segunda (que hasta podría estirarse más) una realidad.

En fin, el caso es que con 413 votos a favor y 47 en contra el pleno de la Cámara de Diputados dio su visto bueno al Presupuesto de Egresos de la Federación, el cual va 43 mil 291 millones de pesos por encima de lo presupuesto por el gobierno federal, número mágico que en la Ley de ingresos salió de la esperanza de que el barril de petróleo suba de 46 a 48.5 dólares y que el tipo de cambio sea de 18.40 pesitos. A ver cómo nos va, ya que –  de acuerdo a lo que hace unos días  escribió Diego Castañeda – no se tomó en cuenta que el TLCAN está en la tablita y que “de acuerdo a distintos expertos y al comportamiento de los mercados de futuros del petróleo, es factible que el precio de cada barril esté un poco por debajo de lo que la Cámara de Diputados modificó”.

Con los lamentables acontecimientos ocurridos en septiembre pasado, el tema no dejó de ser aprovechado para mochar a discreción, digo, para destinar recursos para la reconstrucción de entidades afectadas. Por ejemplo, se aprobaron 18 mil millones para el Fondo de Desastres Naturales y, precisamente, para tareas de reedificación. Además – reporta El Financiero– se creó ooootro fondo, pero éste tiene como diferencia… pues nada: también es para la reconstrucción de las zonas afectadas en el centro y sur del país (este montoncito ascendió a 2 mil 500 millones de pesos). Por otra parte, se asignaron 170 millones de pesos al fondo para la prevención de desastres. Y claro, los berrinches de Mancera también tuvieron respuesta y, por ello, se asignarán mil 250 millones de pesos extras al  “Fondo de Capitalidad”… un incremento del 100%.

La Secretaría de Gobernación recibirá 64 mil 288 millones de pesos, la del hombre de los socavones (SCT) 84 mil 548 millones, la SEP 280 mil 969 millones de pesos, Hacienda 26 mil 458 millones, Salud podrá gastar 122 mil 557 millones. En fin, luego de revisiones y negociaciones entre los partidos, los diputados lograron reunir 70 mil millones de pesos y repartirlos. Sí, la imagen parece gangsteril, pero no crean… todo ese dinero reasignado será bien utilizado en las dependencias correspondientes.

Y lo bueno es que estamos en modo austeridad… como ejemplo esta joya: para que el mandatario electo se vaya preparando como los grandes, los diputados destinaron 150 millones de pesos para la partida (de mother) que ejercerá el susodicho durante el periodo de transición, es decir, entre julio y diciembre.  “No tiene que comprobar en qué los gastó. Como les digo, son para sus chicles’, señala el claridoso Enrique Galván Ochoa.  ¿ Y por qué se tomaron la molestia de darle tal recibimiento al futuro ocupante de Los Pinos? Ahh pues porque anteriormente ese dinero para mantener al Ejecutivo electo salía de las secretarías. Pero bueno, cuando ganó Fox las cosas cambiaron: “El secretario de Hacienda, José Ángel Gurría, de acuerdo con el presidente Ernesto Zedillo y con el propio Fox, substrajeron dinero del presupuesto no autorizado. Hubiera sido suficiente este hecho para abrirles juicio político a los tres”… así que, para ya no andar violando la ley, a partir de entonces se decidió que “legalmente” se hiciera ese apartadito. Ya Calderón y EPN gozaron de él. A ver quién lo hará en 2018.