AMLO y Monreal se reencuentran: ¿fumarán la pipa de la paz?

El sismo del pasado 19 de septiembre cambió muchos de los escenarios que se habían planteado rumbo a las elecciones en la Ciudad de México del próximo año. Antes del movimiento telúrico que cimbró la capital, Claudia Sheinbaum, designada como coordinadora de organización de Morena, se enfilaba directito hacia la Jefatura de Gobierno sin que alguien le hiciera sombra. Sin embargo, la imagen de la académica se vio afectada tras la tragedia del Colegio Rébsamen, la declaración en la que afirmaba que la escuela operaba “con legalidad” y los señalamientos de corrupción y opacidad en su contra.

Por otra parte, antes del sismo, Ricardo Monreal Ávila, titular de la delegación Cuauhtémoc, hacía públicas sus intenciones de abandonar las filas de Morena y presumía que varios partidos políticos (incluso el Frente Ciudadano por México y el PRI) le habían ofrecido encabezar sus proyectos en los comicios de 2018. Ayer, 9 de noviembre, el político zacatecano descartó su adhesión a la alianza PAN-PRD-Movimiento Ciudadano debido a que esta “está envuelta y atrapada en su propio laberinto”.

De acuerdo con una encuesta publicada en el periódico El Financiero a finales de octubre, en caso de que Monreal fuera postulado por el Frente Ciudadano, el exgobernador de Zacatecas encabezaría las preferencias electorales para la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, aun por encima de Sheinbaum.

Ricardo Monreal y Claudia Sheinbaum
Foto: Especial

Antes del temblor, el pasado 17 de septiembre, Andrés Manuel López Obrador, dirigente nacional de Morena, había asegurado que no se reuniría con Monreal. Un mes después, AMLO cambió su postura y llamó al político zacatecano a no dejar las filas del partido que se refiere a sí mismo como “la esperanza de México”. Ayer, 9 de noviembre, el político tabasqueño aseguró que Monreal es parte del relevo generacional y celebró que el delegado de Cuauhtémoc permaneciera en su partido y no se hubiera unido al Frente Ciudadano por México ni hubiera “caído en tentación“.

“Querían dividir, corromper a dirigentes, porque hay ahí ‘chombos’ (zopilotes, animales carroñeros, en Tabasco) que son especialistas en ese trabajo sucio (…) No le puedo dar la bienvenida porque nunca consideré que se iba a ir. Sabía que Ricardo iba a tomar esa decisión de continuar en Morena”, dijo López Obrador al diario El Universal.

Andrés Manuel López Obrador, dirigente nacional de Morena
Foto: Notimex- Lenin Nolly

Sin embargo, durante su segundo informe de Gobierno, don Ricardo dejó la puerta abierta a otras opciones. “Hasta hora la impaciencia no me consume y la ambición tampoco me tocó. Voy a seguir escuchando con atención y con respeto propuestas, porque no se puede responder antes de oír”, declaró el delegado. De acuerdo con el periódico Reforma, ambos personajes se reunirán este viernes. La oficina del jefe delegacional confirmó este encuentro el día de hoy en el noticiario del periodista Ciro Gómez Leyva. El encuentro se realizará en Querétaro, al mediodía. Se espera que ambos personajes limen asperezas y “fumarán la pipa de la paz“.

De acuerdo con el portal PolíticoMX, existen tres posibles escenarios: 1) a Monreal le podrían ceder el control total de Morena, control de todos los recursos y la estructura, 2) lo podrían nombrar como coordinador de la campaña presidencial, puesto que tuvo en 2012, y de ahí dar el salto a la Secretaría de Gobernación en caso de que AMLO gane las elecciones el próximo año, o 3) se le ofrecería estar al inicio de la lista nominal para el Senado de la República o la Cámara de Diputados, y de ahí pasar a ser el coordinador en cualquiera de ellas.