¿Un kilo de cadera, no es cadera? México primer lugar en obesidad

Contrario a lo que afirmaba El General, Un kilo de cadera si es cadera y México se ha convertido en el país con mayor tasa de obesidad entre la población mayor de 15 años, según el informe de la OCDE, que afirma que uno de cada tres adultos, sufre de sobrepeso.

Y la realidad es que no necesitamos que un informe nos lo diga. Al Final, basta con voltear a nuestro alrededor para ver que en efecto, uno de cada tres adultos, están gorditos, rellenitos, tronados, con huesos amplios, y una larga lista de calificativos, que de alguna u otra forma utilizamos para disfrazar nuestra realidad.

Pero lo que parecería un problema de estética, es sobre todo un problema de salud, que también se traduce en que México duplique la media de prevalencia de diabetes tipos 1 y 2 entre los 20 y 79 años, lo que se ha convertido en una alerta de mortalidad que tan sólo en los últimos doce meses, ha cobrado la vida de más de 105 mil personas.

Esto, aunado a temas como la inseguridad y las deficiencias que existen en nuestro sistema médico, ha provocado que México sea el tercer país con la peor taza de vida de los países miembros de la OCDE con 75 años, muy lejos de los casi 84 años de esperanza de vida que ofrece Japón a sus ciudadanos.

Uno de los puntos a considerar de este informe, es que México se ubica también dentro de los países con el consumo de frutas más bajo, lo cuál, suena hasta cierto punto como una contradicción, pues en cuanto a producción se refiere, nuestro país cuenta con la principal producción de toda clase de frutas, por lo que deberíamos preguntarnos si nuestro bajo consumo se debe a un tema de costo, precio, accesibilidad o preferencia.

Lo que es un hecho, es que este indice de obesidad, puede llegar a ser consecuencia de muchos otros males de nuestro país: Poca actividad física ante la amenaza de la inseguridad, poco consumo de frutas y verduras, ante la baja de salarios que hacen mucho más rentable la comida chatarra, y un sistema de salud que piensa que con jingles pegajosos, podrá contener un problema que ha ido en aumento en los últimos años.