Reacciones sobre el “¡Ehhhh… puto!” en la Cámara de Diputados

El pasado 9 de noviembre, la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados dejó una postal para reflexionarse. Las legisladoras priistas lanzaron consignas como “quiere llorar, quiere llorar” y el reprobable grito de “ehhh… puuuutoooo” mientras el morenista Mario Ariel Juárez denunciaba en el pleno el supuesto desvío de 3 mil 600 millones de pesos durante la gestión de Eruviel Ávila Villegas, exgobernador del Estado de México.

La manifestación de las diputadas tricolores violó el reglamento del recinto de San Lázaro. En este se estipula que los legisladores deben “actuar con orden y decoro en todas sus acciones, utilizando un lenguaje acorde con la dignidad parlamentaria, eliminando el uso de expresiones vulgares, despectivas, degradantes o soeces, y procurando en todo momento que el trato con todas las personas sea amable y respetuoso, independientemente de su condición”.

https://www.youtube.com/watch?v=eXRRV96yFeA

Este fin de semana, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) exhortó a los diputados federales a no reproducir “prejuicios y estereotipos negativos” durante sus intervenciones. La dependencia calificó el grito de “ehhh… puutooooo” como una “expresión de desprecio, de rechazo” y que no es “descripción ni expresión neutra” sino una calificación negativa que estigmatiza “pues homologa la condición homosexual con cobardía“.

De acuerdo con el Conapred, el grito que se ha popularizado en nuestros estadios de futbol refleja la homofobia, la misoginia y el machismo que aún están presentes en nuestra sociedad. “Por eso resulta doblemente gravoso que este grito homofóbico se traslade del estadio al Congreso de la Unión, espacio público por excelencia de un sistema democrático que, por tanto, está llamado a guardar la máxima aspiración incluyente”.

Lectura. Con peras y manzanas: Gritar puto

Hasta el momento ningún elemento del PRI ha salido a reprobar el comportamiento de su bancada ni pedido disculpas por su falta de respeto.

“Diputadas que odian mujeres y homosexuales”

El periodista Ricardo Raphael abundó sobre este episodio en la Cámara de Diputados en su columna de este lunes 13 de noviembre. El académico y escritor denunció que dos integrantes de la bancada priista, Arlet Mólgora Glover y Sara Latife Ruíz Chávez, mantuvieron una relación estrecha con Roberto Borge Angulo, exgobernador de Quintana Roo, detenido por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita. Lo más grave del caso, señala Raphael, es que estas dos legisladoras participan en los órganos parlamentarios responsables de la alerta de género y la Comisión de Derechos Humanos dentro de la cámara, respectivamente.

“Al parecer, para estas dos señoras es puto y es llorón quien denuncia los actos corruptos del adversario”, indicó el periodista.

“¿Cómo puede velar por los derechos humanos una representante popular que señala como puto a un diputado cuando este habla desde la tribuna? ¿De qué manera creerle a la otra sobre su sinceridad para hacer avanzar a las mujeres, cuando con tanta ligereza se permite acusarlo de querer llorar, plegándose al estigma que suele señalar a mujeres y homosexuales como excesivamente sensibles?”, cuestionó el periodista en su texto titulado “Diputadas que odian mujeres y homosexuales”. Raphael considera que ambas diputadas tendrían que ser removidas de las comisiones donde se desempeñan y que el PRI tendría que salir públicamente a reprobar sus acciones y marginarlas de sus filas.

Y a todo esto, ¿cuál ha sido la reacción de las diputadas?

La diputada federal Sara Lafite Ruíz ofreció la siguiente respuesta en Twitter al texto de Raphael: “Muy respetable su punto de vista. Me permito aclarar, que no grite ‘Eh….’, que no odio ni a las mujeres, ni a los homosexuales. Y que desconozco si el diputado de Morena (que nos agrede constantemente desde la tribuna) sea homosexual, como ud asevera”. En otra publicación, la legisladora aseguró que en ningún momento se unió al grito (tampoco lo condenó) y hasta invitó a la gente a ver las intervenciones del morenista Mario Ariel Juárez debido a su “alto contenido cultural”. Casi casi como diciendo “él se lo ganó”.

En otro de sus intercambios, la legisladora Ruíz Chávez le preguntó al periodista sobre qué tema la estaba acusando. ¿Sobre el odio contra la comunidad gay y las mujeres o por gritar “Ehh… putooo”? Como si fueran dos cosas distintas.

Comentarios