Pione Sisto: Desborde y último pase

Por @R_Testas

Se recuerdan muy pocos futbolistas oriundos de Uganda entre la élite, pero este joven de apenas 22 años ya está asentándose. Pione nació en Kampala, la capital, aunque de forma circunstancial, pues su familia era proveniente de Sudán del Sur y huían de la guerra civil.

A final de cuentas, tanto él como su familia fueron capaces de huir de la guerra y se asentaron en Dinamarca, en la pequeña ciudad de Skive. Con el paso del tiempo, Pione Sisto adoptó la nacionalidad danesa y desde muy joven ha empezado a formar parte de las categorías inferiores.

El futbol fue el mejor refugio para Pione, cuyo talento en ciernes impresiona a media Europa. Debutó en Primera División con el F.C. Midthylland, uno de los equipos más potentes de Dinamarca en el último lustro, y en 2015 fue parte activa del campeonato liguero y fue elegido Jugador del Año tras anotar ocho tantos.

En el verano de 2015 llegó al Celta de Vigo a cambio de siete millones de euros, una cifra que podría multiplicarse varias veces en caso de que algún gigante europeo logre sacarlo del conjunto celeste en los próximos meses.

A Pione le costó trabajo adaptarse, alternó banquillo, grada y algunas titularidades esporádicas en su primera temporada antes de asentarse en el once, pero sus actuaciones no convencieron del todo. A diferencia del año pasado, esta temporada se está consolidando como una de las estrellas de La Liga gracias a diversas características que lo hacen un extremo único.

Diestro, juega a pierna cambiada en la banda izquierda de Balaídos. Ha exprimido al máximo la capacidad realizadora de Maxi Gómez, que ya acumula seis goles en sus primeros diez partidos en España. Pione Sisto es el máximo asistente de La Liga, con siete, igualado con Andrés Guardado, y además ha aportado tres goles, todo esto en apenas 933 minutos disputados.

Su gran virtud es la velocidad. Pione es un extremo vertical, de 1,71 y cuya velocidad punta es inalcanzable para la gran mayoría de los defensores rivales. Además, ha mostrado una capacidad impresionante para otorgar el “último pase”. Posee mucha habilidad para encarar, regatea a máxima velocidad y luego tiene esa pausa necesaria para levantar la cabeza y mirar al compañero mejor situado.

Es uno de los futbolistas más en forma del campeonato, y además, a este nivel, es prácticamente inalcanzable, y así lo acreditan las 28 faltas recibidas hasta ahora. Sólo en cuatro de los primeros once partidos de la temporada se ha quedado sin aportar un gol o asistencia, y en ellos el Celta ha perdido tres y empatado uno, demostrando la gran importancia que está teniendo para el cuadro vigués.

Su talento ha sido bien valorado en Dinamarca, pues desde 2015, tras un gran verano con la Sub-21, debutó en la selección mayor y al momento acumula ocho internacionalidades, y todo parece indicar que podría ser uno de los pilares del país en los años venideros.

Comentarios