La mamá de Miguel Bosé podría ir a prisión por vender un dibujo de Picasso ajeno y 😂

Todos en esta vida hemos llegado a aplicar la de “si yo lo encontré, es mío”, pero sólo algunos se han ganado un pase directo a la cárcel por ello. Los invitamos a conocer la historia de una actriz española (o mejor dicho la mamá de Miguel Bosé) que se voló una obra de arte ajena, la vendió sin el consentimiento de nadie y ahora enfrenta las consecuencias.

Estamos hablando de Lucía Bosé, una celebridad que ahora enfrenta cargos debido a un delito de apropiación indebida de una pieza artística. Lo que sucedió es un poco complicado, ya que una de sus empleadas de hogar era propietaria de un dibujo hecho por el mismísimo Pablo Picasso; como esta mujer falleció, a su patrona se le hizo fácil reclamar el botín y venderlo dentro de una subasta.

De acuerdo con lo que dicen los reportajes de la prensa española, la ilustración solía ser de la señora Remedios T.M., quien vivió y trabajó en casa de Bosé por 50 largos años hasta el día de su muerte, el 5 de abril de 1999. Entre las pertenencias de esta empleada se hallaba la obra titulada ‘La Chumbera’, junto a una dedicatoria “para Reme” y la fecha del 12-2-63. ¿Más pruebas de que el dibujo era suyo? Nah, con eso bastaba.

Dibujo de Pablo Picasso

Este es el dibujo.

El dibujo permaneció en ese lugar hasta que la actriz decidió que era hora de sacar una lanita extra, por lo que organizó una subasta y lo vendió en nada menos que 198 mil 607 euros. Otro de sus errores fue que se quedó con todo el dinero y no dio ni un centavo a las herederas de doña Reme.

¿Cuáles fueron las consecuencias? Bueno, pues ahora tiene a la Fiscalía de Madrir solicitando dos añotes de prisión para que pueda meditar bien sobre lo que hizo. También exigen una indemnización por el importe de la venta en concepto de responsabilidad civil, que pasaría a manos de las dos sobrinas de la señora Remedios, mismas que son consideradas como herederas por parte de la fiscalía.

La lección que nos deja esta historia es sencilla: NUNCA tomes cosas que no son tuyas, aún si la persona a quien pertenecen ya no puede reclamarlas. Tal vez el espíritu de la señora no visite a Lucía Bosé para jalarle las patas, pero nadie asegura que su compañera de celda decida guardar el mismo respeto.

Comentarios