¿Quién dice que el arte y el futbol americano están peleados?

Por Raúl Gutiérrez | @rulogtz7 

El deporte y el arte no están peleados el uno con el otro, de hecho comparten varias aspectos, la dedicación, la práctica y la ejecución, y otras cuantas cosas. Si tienen chance de darse una escapada por Avenida Reforma podrán ver de lo que estoy hablando, el Ball Parade, una exposición de balones gigantes, señores cara de papa en uniformes tocho y cascos de 1.40m de altura por 1.10m de ancho de cada unos de los 32 equipos de la NFL, pero todos con un toque especial, cada uno fue entregado a algún artista plástico, ilustrador, grafitero, diseñador mexicano para que le diera su propio toque, el resultado fue magnífico.

Así que hablamos con Sofía Castellanos, muralista e ilustradora chilanga a quien le tocó darle caché al casco de los Broncos de Denver y platicó de su proceso creativo. Su obra la bautizó como The Untamed, que en palabras de la artista es lo que los Broncos reflejan, algo indomable.

“Me basé en la fuerza del bronco, que junto con los otros animales nos remiten a la fuerza de la naturaleza” expresó Castellanos. Foto: Raúl Gutiérrez | Sopitas

“Para mi el arte es como un deporte, jugué tenis muchos años y me provoca el mismo feeling. Creo que se necesita talento y mucha pasión para seguir uno de esos caminos (arte o deporte), el arte me exige dejar todo en cada obra, así como lo deportistas lo hacen en cada jugada”, respondió Sofía con una sonrisa de oreja a oreja en el que parece ser el estado habitual de nuestra talentosa artista cuando le pregunté acerca de la relación que existe entre el deporte y su carrera.

La joven artista comentó lo emocionada que está por la oportunidad que se le dio, “es la primera vez que expongo algo de mi trabajo en Reforma, el proceso fue muy cool para mi, ¡nunca había pintado un casco!, pasar los dibujos del papel al casco fue todo un reto, pero me latió experimentar y me súper encantó el resultado, más porque los Broncos es uno de mis equipos favoritos”.

El trabajo de la joven artista tiene un estilo muy peculiar, inspirado en el Art Nouveau. Foto: Raúl Gutiérrez / Sopitas

La gente caminaba mientras se capturaban estas imágenes y le decía a las personas que pasaban o se paraban a tomar fotos “ella pintó el casco”, mientras señalaba a Sofía, algunos lo creyeron, otros no, pero hubo una aficionada de hueso colorado de los Broncos, con playera y chaleco del equipo pa’ que entiendan, que hasta las gracias le dio a Sofia por su obra de arte, entre risas y medio chiveada la ilustradora dijo: “Se siente muy lindo, siempre es interesante saber que opina la gente y que alguien sienta algo bueno al ver tu obra es priceless”. No miento, la Bronco Fan (así la bautizamos) se fue y regresó unos 20 minutos después al lugar de los hechos pero ahora con su novio, mientras Sofía y yo continuábamos la charla larga y tendida, por lo que les puedo asegurar que más allá de contar con la artista de la obra a unos pases de ella, el casco de verdad le transmitió algo.

“Para ser un artista se tiene que creer en uno mismo, el “entrenamiento” consiste en dejar todos los días un espacio para desarrollar nuestro proyecto personal, nunca dejar de actualizarse, aprender nuevas técnicas y colaborar con más artistas para alcanzar un nivel más alto” Foto: Raúl Gutiérrez / Sopitas

Es curioso pensar que la meta de los jugadores, más allá de tener la mano repleta de anillos, es trascender, ser recordado y querido por la gente. Todas esas estrellas que logran ese impacto son los que llegan al Salón de la Fama de la NFL, que a final no es más que un museo con bustos y memorabilia de futbol americano a través de los años.

La palabra clave de ese último párrafo es museo, porqué no hay mejor lugar para Jerry Rice que el Hall of Fame en Canton, Ohio, como tampoco hay mayor aspiración para Sofia Castellanos que ver alguna de sus obras en el MOMA en Nueva York, “ese es mi Salón de la Fama” contesta Sofía con mucha seguridad.

“Para mi fue muy especial porque es de mis primeras estatuas monumentales” Foto: Raúl Gutiérrez / Sopitas

Así como para cualquier niño que prende la tele los domingos y se sienta a ver a su equipo y piensa “Yo quiero ser como Dak Prescott” y le pide a sus papás que lo metan a jugar americano para alcanzar su sueño, también Sofía tiene a su Dak Prescott, se llama Gildo Medina “fue un mentor para mi, una inspiración muy grande, fue él quien me dio un súper empujón cuando comencé”, es como si algún día llegara Peter King a darme consejos para escribir mis textos. (Banda tochera, si no saben quien es Peter King denle click aquí, lo van a agradecer)

“Estos eventos son una excelente forma de acercar a toda la gente al mundo del arte, más cuando existe un interés en común como el futbol americano”

“Pienso que como la Bronco Fan que nos encontramos habemos miles de personas que tal vez no estamos tan inmersos en ese mundo artístico, pero también caí en cuenta que nunca hemos estado tan lejos. Y no es que me quiera poner introspectivo y decirles que cada aspecto de la vida es arte, pero la neta es que estamos rodeados de ella y a veces nada más debemos prestar un poquito más de atención, “todo es arte de una forma u otra, y está muy padre darse cuenta de eso para poder disfrutarla al máximo” concluyó Castellanos.

Si quieren seguir el trabajo de Sofía pueden seguirla en su cuenta de Instagram @sofiacastellanosart o en su página web.

Comentarios