Y en la nota idiota del día: en Wisconsin, permitirán que menores de 10 años tengan armas

Como si en los últimos meses no se hubieran reportados verdaderas masacres a manos de sujetos armados (incluso, ayer mismo hubo un caso en California), las autoridades de Wisconsin, Estados Unidos, no creen que haya ningún problema en que se permita que los niños menores de 10 años poseer sus propias armas… total, eso no facilita que las lleven a lugares públicos.

En diversos estados se permite que los niños cacen bajo la supervisión de un adulto, limitando que disparen contra animales de gran tamaño (venados, osos) a los mayores de 12 años. Sin embargo, a partir de este sábado esa restricción quedará eliminada en Wisconsin, dónde se permitirá que niños de todas las edades lleven su propia arma de fuego… claro, siempre y cuando un mayor de edad entrenado le eche ojo.Ahhh y no la van a utilizar, a menos que sea temporada de caza. Claro…

Con lo anterior, los chiquitines paisanos de Bon Iver podrán tener su propio rifle o la arma con la que mejor se acomoden para darle chicharrón a venados y se evitarán de la molestia de compartir los disparos con un adulto, como se requiere en muchos Estados. “Tengo una hija de 14 años que me acompaña a viajes de cacería desde que usaba un asiento para bebés”, comenta Rob Stafshotls, orgulloso coautor de la ley, con la que Winconsin se pone a la par de otros 34 estados de la unión americana donde se permite que menores de 10 años echan bala, esto bajo el beneficio de la llamada “cacería con tutores”.

El pasado 1 de octubre, un sujeto desde la habitación de un hotel en Las Vegas Nevada, disparó contra una multitud que se encontraba disfrutando de un concierto de country. Este hecho es considerado como la peor masacre en Estados Unidos desde los atentados del 9/11 en Nueva York. El saldo fue de 59 personas muertas y 527 heridas. Semanas más tarde, un exmilitar entró a una iglesia en Texas para disparar contra la congregación. De este tiroteo el saldo fue de 26 muertos y 20 heridos. En ambos casos, el presidente Donald Trump señaló que eran incidentes responsabilidad de “enfermos mentales”. Ayer, al menos tres personas murieron (incluyendo el agresor) durante un tiroteo registrado en una escuela primaria de Tehama, County, California.