El problema de las mujeres

Por Katia Nellen

¿Cuál es el problema de las mujeres? La respuesta depende de a quién se le haga la pregunta. Hay gente que cree que el problema de las mujeres son las hormonas femeninas o que las mujeres poseen menos inteligencia emocional y general que los hombres, el problema de las mujeres es que son demasiado delicadas e ingenuas para lidiar con la verdad. Otros creen que el problema de las mujeres es que se estigmaticen sus hormonas y órganos, que se les trate como seres inferiores por expresarse con un rango amplio de emociones. El problema de las mujeres también podría ser que en México 1.4 millones de mujeres reportan acoso laboral y al parecer sólo 40% de las víctimas lo denuncian. También podría ser el hecho que hay alrededor de 5 feminicidios al día en México. Tal vez el problema de las mujeres es que en promedio una mujer gana menos que un hombre por el mismo trabajo, tal vez el problema de las mujeres es no poder salir a la calle en falda sin recibir comentarios vulgares no solicitados, tal vez el problema de las mujeres es la obvia falta de igualdad de género.

En su libro El Problema de las Mujeres, Jacky Fleming habla sobre la discriminación hacia las mujeres. Cubre este problema desde el plano doméstico hasta el laboral. Menciona distintas teorías de científicos y filósofos de renombre, que justifican la misoginia con un proceso de lógica o un método científico. Entre ellos se encuentran Charles Darwin, Sigmund Freud y Arthur Schopenhauer. Menciona a mujeres con grandes logros que no fueron reconocidas, simplemente por ser mujeres, como Annie Oakley, Marie Curie y Emi Noether. Fleming cuenta las razones por las que se ha dicho que las mujeres son seres inferiores, lo explica cronológicamente, tranzando la historia de la misoginia. El texto es acompañado de imágenes que complementan e ilustran el libro de una manera extremadamente irónica. Los dibujos figuran a cuentos infantiles, remarcando el tono irónico.

A través de todo el libro se mantiene ese tono, que es particularmente. Fleming sólo muestra lo que se ha dicho para justificar el trato de las mujeres, sin refutarlo directamente. La ironía es suficiente para ridiculizar lo que dice, para demostrar que lo dicho sobre las mujeres es no sólo falso, sino absurdo. La información sobre mujeres a través de la historia está perfectamente colocada para entender lo que la autora realmente quiere decir; las mujeres han existido y han contribuido siempre a la sociedad; sin embargo, nunca se les había reconocido por ello.

La iconografía que utiliza Fleming es sumamente importante para la ironía que articula. Los dibujos figuran a dibujos que se encontrarían en un libro infantil, lo cual queda con el lenguaje simple utliza. Estos dos elementos crean un contraste con el contenido, que cuenta hechos que pueden ser tanto ridículos como terribles, como implicar que las mujeres son menos inteligentes que los hombres porque su cerebro está hecho de otro material que el de los hombres, hasta el hecho que todas las musas de Picasso se suicidaron.

Fleming está claramente informada sobre la vida de las mujeres a través de la historia y utiliza un tono ingenioso y ácido para ridiculizar las razones por las que han sido oprimidas desde siempre. El tono sarcástico de El Problema de las Mujeres no sólo lo hace extremadamente entretenido de leer, sino también hace al lector reflexionar sobre la situación de las mujeres, desde una perspectiva histórica que igual funciona para entender el presente. 

El Problema de las Mujeres está cuidadosamente escrito para crear conciencia, informar y, al mismo tiempo, burlarse de la misoginia. Los detalles en las ilustraciones y la composición con el texto están milimétricamente calculados para crear un libro creativo, informativo y entretenido.

Jacky Fleming, El problema de las mujeres, Barcelona, Anagrama, 2017.

 

Comentarios