Aquí nos tocó vivir

Y a todo esto, ¿cómo van las cosas al interior del Frente Ciudadano?

El pasado 19 de octubre, a un mes del sismo que sacudió la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa dejó en claro que sus aspiraciones para convertirse en el próximo presidente de la República no estaban muertas. El mandatario indicó en una entrevista con el periódico El Universal que el devastador temblor había cambiado radicalmente los escenarios y los tiempos para los aspirantes presidenciales, aunque todavía tenía prendida una velita en el Frente Ciudadano por México (esa alianza contra natura conformada por el PAN, el PRD, Movimiento Ciudadano y a la que en unas semanas se les podría sumar Nueva Alianza y el Partido Verde).

Mancera Espinosa indicó que la candidatura del Frente era de su interés auuunqueee era necesario que la coalición utilizara un método de selección en que la ciudadanía participara y que hubiera un proceso democrático.

Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la CDMX, no renuncia a sus aspiraciones presidenciales
Foto: Notimex- Isaías Hernández

En el mismo sentido se han manifestado personajes como Margarita Zavala (quien abandonó las filas del PAN tras 33 años de militancia debido a la opacidad en el método de selección), Rafael Moreno Valle, exgobernador de Puebla, y Silvano Aureoles, actual gobernador de Michoacán. Ricardo Anaya Cortés, dirigente nacional del PAN y contendiente más adelantado para hacerse de la candidatura, ha repetido en varias ocasiones que todavía no son tiempos para presentar el método por el que definirán al abanderado de la coalición, ya que el plazo impuesto por Instituto Nacional Electoral (INE) para presentar esa información se vence hasta el próximo 14 de diciembre. El plazo formal para presentar al ungido del Frente tiene que se registrado antes del próximo 29 de marzo.

Este jueves 16 de noviembre el Jefe de Gobierno de la CDMX afirmó, en conferencia de prensa, que está listo para buscar la candidatura de la alianza. Eso sí, haciendo gala de su rapidez mental y utilizando un ingeniosísimo juego de palabras: “Estoy listo para todo lo que se pueda presentar, vamos a ver exactamente cuáles son los escenarios, pero estamos listos y de frente hacia el Frente Ciudadano o el escenario que se presente“. (Nota aparte: varios medios de comunicación titularon la nota con la misma cabeza: “Mancera se dice listo para ir de frente por el Frente”).

Solamente le faltó hacer el baile ese que, según él, hacen los chavos mientras escuchan rap.

El perredista Graco Ramírez Garrido Abreu, gobernador de Morelos, por su parte, le ha dado su espaldarazo al jefe de Gobierno de la Ciudad de México por considerarlo el precandidato con mejor perfil y por su condición de ciudadano (Mancera no está afiliado a ningún partido político). En entrevista con El Universal, don Graco declaró que Silvano Aureoles, el único perredista que queda en la contienda, debería de quedarse a chambear por Michoacán. En pocas palabras, todos quieren meter la mano en el Frente Ciudadano y este se está resquebrajando antes de ser una realidad. De acuerdo con el periodista Salvador García Soto, la disputa es sólo de dos: Mancera y Anaya. El primero busca una votación abierta para definir al caballo rumbo a las elecciones de 2018, mientras que el segunda busca que la nominación se dé por consenso (en este escenario él tendría todas las de ganar).

Este jueves, Anaya, junto con la perredista Alejandra Barrales y Dante Delgado, del Movimiento Ciudadano, visitaron a Mancera Espinosa en el Antigua Palacio de Ayuntamiento. “Por un lado, claro que creemos en los principios democráticos y, segundo, debemos buscar mecanismos que permitan un blindaje para evitar a toda costa la intervención del PRI y del propio Gobierno priista”, expresó Anaya al llegar al Zócalo. Barrales, por su lado, dijo que el método de selección todavía no está definido y que este se decidirá cuando entren a la “etapa electoral“.

Después de su reunión, el mandatario capitalino salió a declarar aquello de que va “de frente por el Frente”.

Miguel Ángel Mancera Espinosa, jefe de Gobierno de la Ciudad de México

El académico Gerardo Esquivel ya avizoraba este escenario desde junio pasado, cuando las dirigencias nacionales del PAN y el PRD, cada quien por su lado, anunciaron la posibilidad de conformar esta alianza: “Hasta ahora, sin embargo, lo único cierto es que el Frente Amplio nació agonizante y que no podrá concretarse fácilmente. La razón de lo anterior es muy simple: existen muchos grupos al interior de cada uno de los partidos que tratarán de impedir la concreción del Frente. En ese sentido, incluso si el Frente llegara a materializarse, lo cierto es que esa alianza ocurriría a un costo muy alto, el cual podría implicar el desgajamiento de grupos o facciones al interior de algunos partidos”.

Comentarios