¿Tienes mala memoria? La ciencia dice que eso te hace más inteligente

¿Cuántas veces se han metido en un problema por olvidar uno que otro pendiente? Ya saben, cosas como olvidar la tarea en la escuela o un aniversario con su pareja. ¿Tampoco recuerdan eso? Ok, no se preocupen, porque la ciencia dice que no es tan malo como se lo imaginan, sino todo lo contrario.

De acuerdo con un estudio publicado en el diario Neuron, tener mala memoria es una señal de gran inteligencia en algunas personas. Las investigaciones de Paul Frankland y Blake Richards, de la Universidad de Toronto, sugieren que el objetivo principal de nuestro cerebro no es quedarse con toda información precisa a largo plazo, sino optimizar la toma de decisiones mediante la retención de detalles importantes y desechando lo que es menos importantes.

Es por esa razón que muchos recuerdan el NIP de su tarjeta de débito, pero ya no son capaces de hablar acerca de sus clases de química en la preparatoria. Si en algún momento alguien los hace sentir mal por eso, sólo recuerden que su mente está enfocada en cosas que les permiten desempeñarse mejor en sus actividades diarias.

“Es importante que el cerebro olvide detalles irrelevantes y en su lugar, se concentre en las cosas que le permitirán tomar buenas decisiones en el mundo real”, dijo Richards, quien además se encarga de dirigir el programa Learning Machines and Brains. “Sabemos que el ejercicio incrementael número de neuronas usadas en el hipocampo, pero esos detalles son precisamente los que no importan, ya que podrían prevenir que tomen la decisión correcta en ciertas situaciones”.

Los expertos llegaron a esa conclusión después de analizar información obtenida con los años, misma que ha estudiado la memoria, así como la pérdida de esta y la actividad cerebral en humanos y animales. Ellos también descubrieron que, mientras se generaban nuevas célula cerebrales en el hipocampo -aquella sección del cerebro asociada con el aprendizaje de nuevas cosas, las nuevas conexiones en la memoria sustituían a las más viejas, haciendo que su acceso sea cada vez más difícil.

En pocas palabras, de nada les va a servir si pueden contestar correctamente todas las preguntas de programas como Jeopardy, si de todos modos deciden abandonar su trabajo y dedicar todo su tiempo a vivir de lo que produzca la tierra. A veces es mejor saber utilizar bien el poder que reside en el conocimiento de cada uno, en vez de subestimar lo que aparentemente es una carencia.