¿Qué le tuvo que ofrecer AMLO a Monreal para que no se fuera de Morena?

Al PRI le dio las gracias desde que vio las intenciones de Eruviel de empatarlo con “el rey de la basura”… luego, se descartó del Frente Ciudadano, ya que ahí nomás Anaya y Barrales hacen tronar sus chicharrones y, así, le quedaba como tercera vía Morena. Después de una plática con el líder del partido, Andrés Manuel López Obrador, el delegado de la Cuauhtémoc aseguró que siempre no, ya lo suyo no era la jefatura de gobierno. ¿Qué le dio AMLO que lo hizo desistir de su tan aferrada aspiración?

La respuesta llegó esta mañana en entrevista con Carlos Loret de Mola. Ahí, Monreal aseguró que lo más probable es que no siquiera abandone Morena, como muchos lo pronosticaron. ¿La razón? Aparte de no querer ser motivo para que el proyecto morenista dé un tropezón, Monreal señaló que el tabasqueño le ofreció de varias sopas: “campaña, coordinación, partido o simplemente ayudar en el proceso en alguna posición en la campaña”. En pocas palabras: dirigencia de Morena, coordinación de campaña presidencial de AMLO… o lo que él quiera hacer dentro del partido.

Con tanto ofrecimiento, Monreal señala que “lo más probable” es que permanezca en Morena, pese a las propuestas que le hicieron de diferentes partes opositoras a AMLO. Pero a final de cuentas, parece que el tabasqueño fue el “ganón”, ya que – a pesar de no haber intercedido para darle la candidatura capitalina – “es el hombre con más autoridad moral para dirigir al país, ya que es un hombre muy lúcido y con plena conciencia de lo que viene”.

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) exige al PRD y PT declinar a favor de Delfina Gómez
Foto: Morena

Sobre el proceso con el que Claudia Sheinbaum se perfila como futura candidata morenista a la CDMX, AMLO le aseguró a Monreal que no tuvo ninguna intervención.  “¿Y el muy güey le creyó?” se preguntarán varios… pues así es el amor, digo, la confianza: “Me afirmó, Ricardo quizá yo (López Obrador) descuidé esa parte, perote digo con toda seriedad que no intervine, que me distraje, que estaba entretenido, que estaba priorizando mi atención en el país. Yo lo escuché, no soy ingenuo.”

En fin, parece que estamos llegando al final de este dramón “político” que, en algún momento, insinuó un severo guamazo en la carrera que AMLO lleva rumbo a la presidencia… o cómo hubiera caído que ver a Ricardo Monreal como candidato del PRI a la jefatura del gobierno capitalino. Pero bueno, todo llegó a  buen arreglo y, ahora, el delegado de la Cuauhtémoc  – aparentemente – se conformara con quedarse en su cargo, bajo la promesa de futuras chambas al interior de su partido. A ver si no se la aplican como con la candidatura a la CDMX.