Es un pájaro, es un avión… es ¿un pene gigantesco dibujado en el cielo?

El pasado jueves 16 de noviembre, habitantes de Washington, Estados Unidos, dirigieron su mirada hacia arriba sólo para encontrase con que el cielo azul y despejado había sido “vandalizado”. Allá en las alturas, en el firmamento, había sido dibujado un miembro fálico inmenso hecho de humo.

Este picudo dibujo fue obra de un piloto de la Marina estadounidense, quien se encontraba a bordo de una aeronave mientras realizaba un entrenamiento rutinario sobre el pequeño pueblo de Okanogan. El talento creativo aprovechó que no habían muchas nubes estorbando, así que puso manos a la obra y comenzó a dibujar la obra de arte que fue documentada por varias redes sociales.

De acuerdo con los testimonios del KREM, un afiliado local de la cadena CBS, el genio detrás de esta tremenda… pieza artística, pertenecía a una base aérea de Whidbey Island, ubicada a unas cuantas horas de Okanogan. Después de terminar su dibujo, se dispuso a aterrizar sin miedo a las consecuencias de sus actos.

Por su parte, la Marina extendió un comunicado en donde especificaban que dibujar órganos masculinos no era algo planeado por sus superiores. De hecho, dejaron muy claro que todo había sido responsabilidad de aquel audaz sujeto cuyo nombre no fue revelado.

“La Marina entrena a su personal para cumplir con los estándares más altos, por lo que encontramos esta conducta como algo absolutamente inaceptable, de cero valor disciplinario”, dijeron algunos oficiales de la Marina a KREM. “Hacemos que nuestro personal tome responsabilidad”.

Es posible que este audaz piloto reciba una reprimenda tan grande como el objeto que dibujó en el cielo, pero seguramente estaba seguro de cuáles serían las consecuencias y por eso, decidió afrontar su destino con valor. Por otro lado, estamos muy seguros de que la banda de Washington debe considerarlo una especie de leyenda ahora mismo.