Nerdgasmo intelectual: ¡Conoce la biblioteca más grande del mundo!

China inauguró la biblioteca más grande del mundo, con capacidad para albergar más de 1 millón doscientos mil libros. ‘Ocean of Books’ complementa la biblioteca “Binhai” de Tianjin, un centro cultural con una superficie de 362 mil 744 pies cuadrados. ¡Todo un mundo literario!

Un espacio sin precedentes en la historia cultural, que cuenta con un auditorio esférico luminoso de la cual se despliegan cientos de estanterías de libros desde el techo hasta el piso. El edificio de cinco niveles también contiene amplias instalaciones educativas, dispuestas a lo largo de los bordes del interior y accesibles a través del espacio del atrio principal.

En la planta baja se encuentra la zona de lectura para niños y ancianos, así como el acceso a terrazas. En el piso uno y dos hay principalmente en salas de lectura, libros y salas de estar, mientras que en los pisos superiores están distribuidas salas de reuniones, oficinas, computadoras y salas de audio y dos patios en la azotea.

Esta biblioteca fue construida por el MVRDV con la colaboración de arquitectos locales; inspirada por capsulas espaciales, fue diseñada y construida en tan sólo tres años, tiempo récord para magnánima arquitectura. Su diseño futurista causará un gran impacto entre los visitantes, además de una gran ansiedad por devorar cada uno de los libros que se encuentran.

La biblioteca, ubicada junto al parque en Pekín, es parte de los cinco edificios culturales diseñados por un equipo internacional de arquitectos, incluidos Bernard Tschumi Architects, Bing Thom Architects, HH Design y MVRDV. Este complejo está conectado entre sí por un corredor público debajo de una cubierta de vidrio.

Las estanterías están dispuestas a ambos lados de la esfera protegidas por la luz solar excesiva y al mismo tiempo, creando un interior brillante y uniformemente iluminado. El espacio está diseñado para que los usuarios pasen horas de placer y comodidad, mientras leen su libro favorito.

Los espacios de las estanterías fueron diseñados para sentarse cómodamente, mientras que también permite el acceso a los pisos superiores. Los ángulos y las curvas están destinados a estimular la lectura, caminar, reunirse para debatir.

Pero no todo puede ser perfecto. Debido a la premura en la que se construyó, olvidaron trabajar en el acceso desde el atrio a las estanterías del último piso, por lo que eventualmente tuvieron que comprometer el equilibrio del diseño, habilitando unas escaleras provisionales. Mientras se enmienda este pequeño error, pusieron placas de aluminio, simulando libros en los estantes y la limpieza se realiza a través de cuerdas y andamios móviles.

A ciencia cierta, los usuarios perdonarán este pequeño detalle que ni siquiera opaca la retórica arquitectónica. Después de saber esto, seguramente muchos de ustedes ya están programando sus próximas vacaciones en este paraíso literario.

Estamos hablando de:

Biblioteca China