PJ Harvey: La DIOSA que regresó a reclamar su trono al Corona Capital

¡PJ Harvey es una DIOSA! Así, con mayúsculas. Es una artista que no tiene la fama de una Katy Perry pero desde el primer momento en que pone un pie en la tarima, a sus 48 años impone mucho más que la artista pop. La experiencia cuenta, es una vieja conocida del Indie y su música es un placer al oído.

Entre empujones, pisotones sobre algunos que yacían sobre el pasto y muchas ganas se podía llegar a un buen lugar para ver el show que muchos esperaban no decepcionara.

Al ritmo de una procesión escocesa a las 8:10 pm, inició la marcha inicial. En un vestido negro, hermosa y con un saxofón en mano, dio paso a ‘Chains Of Keys’, ‘The Ministry Of Defense’ y ‘THe Community Of Hope’. La audiencia en el escenario Corona Light fue mucho mayor en comparación con el triste 2004, cuando tocó en el Circo Volador y no más de 300 afortunados (que ahora son casi cuarentones) tuvieron la fortuna de ver a PJ Harvey.

 

Los DIOSES no necesitan reflectores, un modesto juego de luces y ua banda de veteranos que toca impecable es lo único que necesita PJ para resaltar. Nadie se movía, algunas chicas enamoradas de la cantante le gritaban ‘mamacita sí te hago mía’; los chavos, más ‘respetuosos’, pedían que ‘enseñara más pierna’.

El frío apretaba, ‘The Glorious Land’ y ‘ Dear Darkness’ mostraron que Polly Jean es una gran saxofonista y que no se casa con un género. ‘Down By The Water’ sacó la sensualidad y el baile candente de algunos. Besos, abrazos y finalmente un ‘gracias, esta es mi banda’ en español pronunció mientras todos gritaban ¡PJ, PJ, PJ, PJ! mientras presentaba a sus músicos.

‘To Bring You My Love’ dio fin a un show que provocó más de un orgasmo en 60 minutos que se fueron como agua. Polly Jean regresó a reclamar su trono de reina Indie y se retiró entre loas. Como lo que es, una DIOSA.

¡PJ Harvey es una DIOSA!