Morrissey habló en favor de Harvey Weinstein y Kevin Spacey… WTF?!

No es noticia nueva que Moz quiera tener una palabra en todos los temas del mundo; tampoco es motivo de sorpresa que diga cosas que no le gusten mucho al público. Sin embargo, en esta ocasión se voló la barda cuando decidió hablar con el portal alemán de noticias, Spiegel Online, porque prácticamente defendió la postura de dos figuras hollywoodenses acusadas de acoso sexual.

Estamos hablando de Harvey Weinstein y Kevin Spacey, conocidos por público y al mismo tiempo, por toda la industria del entretenimiento. Su comportamiento indebido hacia sus compañeros en el rubro cinematográfico fue exhibido recientemente, por lo que terminaron siento vetados por muchas organizaciones ligadas al cine y la televisión.

Pero lo importante aquí fueron las declaraciones de Morrissey, quien al tratar de expresar su siempre sincera opinión acerca de la campaña #MeToo, terminó diciendo cosas muy feas. Prácticamente defendió los actos de Weinstein y Spacey, usando como argumento que las víctimas debían saber lo que podía pasar por ser tan distraídas.

“Hasta cierto punto, sí, pero luego se convirtió en un juego”, dijo Morrissey durante la exclusiva. “Al mismo tiempo son todos culpables. Cualquiera que le haya dicho a alguien más ‘me gustas’, de repente es acusado de acoso sexual. Tienen que dar a las cosas la relación correcta. Si no pudiera decir a nadie que me gusta, ¿cómo podría saberlo? Por supuesto, hay algunos casos extremos; la violación es algo despreciable y cualquier ataque físico es repulsivo. Pero tenemos que ver las cosas en términos relativos. De otro modo, cualquier persona en este planeta sería culpable. No podemos decidir de manera permanente lo que podemos y no podemos hacer. Porque entonces todos quedamos atrapados. Algunas personas tienen modos muy incómodos cuando se trata de romance. Ellos ni siquiera saben qué hacer y tampoco si su comportamiento es agresivo”.

¿Entonces que dijo sobre las celebridades?

Bueno, aquí dejamos la declaración específica acerca del ex protagonista de House of Cards:

“Hasta donde yo sé, estuvo en una habitación con un joven de 14 años”, declaró Moz después. “Kevin Spacey tenía 26 años y el chico de 14 se preguntaba dónde estaban sus padres. Uno se pregunta si el muchacho no sabía lo que podía pasar. No sé lo que piensen ustedes, pero yo nunca estuve en una situación parecida durante mi juventud. Nunca. De hecho, siempre supe lo que podría suceder de ser así. Cuando estás en la habitación de alguien, debes ser consciente de las consecuencias que podría tener. Por eso es que no suena muy creíble para mí. Parece que Spacey fue atacado innecesariamente”.

Ok, antes de que comiencen a darse el facepalm de su vida, lean lo que dijo acerca del caso Weinstein:

“La gente sabe exactamente lo que sucede”, agregó finalmente. “Entonces siguen con el juego. Después de eso se sienten avergonzados o deciden que no les agradó. Y entonces dan la vuelta y dicen: ‘Fui atacado, estaba sorprendido, fue arrastrado a la habitación. Pero si las cosas hubiesen marchado bien y su carrera fuera buena, no hablarían acerca de eso. Odio la violación. Odio los ataques. Odio las situaciones en las que alguien es forzado sexualmente. Pero en muchos casos, uno observa las circunstancias y piensa que la persona señalada como víctima apenas luce decepcionada. A través de la historia del Rock n’ Roll, han existido músicos que han dormido con sus groupies. Si viajan a través de la historia, casi cualquiera ha sido culpable de acostarse con menores”.

Así que ahí lo tienen, el músico británico dijo lo que pensaba y… bueno, nosotros ya no sabemos que decir como respuesta. Estamos seguros de que habrán muchos fans que apoyen su argumento pero, ¿cómo es posible depositar la culpa en alguien que no conoce los límites de la fealdad humana? Podemos aceptar que la naturaleza de nuestra especie, pero eso no significa que no podamos cambiar para dar un paso adelante. No somos nadie para juzgar su opinión, pero al mismo tiempo tenemos voz para decir que los actos de estas personas no deberían permitirse en ninguna parte.