Marshawn Lynch se sentó para el himno de EU, se para con el de México y hace enojar a Donald Trump

El corredor de los Oakland Raiders Marshawn Lynch siguió con las protestas ante la opresión racial que una buena cantidad de jugadores de la NFL llevan a cabo cada semana, de no pararse cuando tocan el himno nacional de los Estados Unidos, sólo que esta vez sí lo hizo con el mexicano.

El creador del Beast Mode se mantuvo sentado cuando sonó el himno nacional de los Estados Unidos en el Estadio Azteca, pero cuando fue el turno de Mijares de entonar el mexicano, el corredor se puso respetuosamente de pie.

Terminó el protocolo, el jugador escuchó toda la pieza y procedieron todos a iniciar las acciones para que empezara un partido más en suelo mexicano, lo cuál provocó la furia de Donald Trump.

 

Comentarios