Las mujeres “con cualquiera se suben, por eso las matan”: Cardenal Sandoval Iñiguez

Pese a su aspecto afable, amoroso y protector, el cardenal emérito Juan Sandoval Íñiguez es reflexivo y bastante crítico, sobre todo si se trata de esas impolutas mujeres que nomás se la pasan calentando el boiler de feminicidas en potencia. Porque, según el cavernal, digo cardenal, si bien sí está gacho que los traviesos hombres se pasen de lanza con las mujeres… pues ellas tienen mucha de la culpa, por andar de imprudentes con sus prendas lujuriosas y su excesiva disposición a irse con cualquiera que se les cruce en el camino.

Entrevistado por Canal 44 de Jalisco, el clérigo aseguró que la “imprudencia” de las damas ha hecho que vaya en aumento el número de feminicidios en el país... y no nomás lo dice al tanteo. Según Sandoval, el importante dato que hará recular tanta movilización que se ha armado a raíz de casos y casos de mujeres asesinadas por todo el país, lo obtuvo de un “experimento” que se realizó en Ciudad Juárez, en pleno apogeo de los feminicidios por la tierra donde se ubica el Noa Noa.

Tal experimento consistió en algo muy sencillo: el cardenal se puso sus prendas más coquetas y se relamió su sedoso pelito Ya bien paps, se trepó a un carrazo y se fue a dar el rol por la ciudad. Así, cada que veía una chamacona, la invitaba a subirse a la nave y las llevaba directito… a la presidencia municipal. Fue así como en una sola sentada se robó el corazón de ¡¡40 mujeres!! (más o menos). Bueno, en realidad el “experimento” lo realizó un poli “joven, bien parecido”, al que nadie podría resistírsele… pero se entendió el punto, ¿no? La conclusión de tan seria investigación hecha en lugar de intentar comprender qué hay en la cabeza de los hombres que violan y matan a mujeres sin razón fue contundente: “con cualquiera se suben… por eso las matan”.

Por lo anterior, el hombre que lleva 17 años dirigiendo las riendas de la Arquidiócesis de Guadalajara, señaló que la actual ola de feminicidios sí tiene algo que ver con problemas de los hombres… pero también tiene responsabilidad ellas: “de parte de la mujer puede haber cuando menos imprudencia.  Con cualquiera que sale por ahí bien vestido, se comprometen, se enganchan (…) las mujeres no deben andar provocando, por eso hay muchas violadas”, concluyó.

Comentarios