Diputada recibe dosis de realidad: le roban cartera y cargan a su tarjeta 78 mil pesos en compras

Cuántas veces hemos pensado ¿pues en qué país creen que viven esos güeyes (refiriéndonos a los legisladores)? Pues en el mismo que nosotros… sólo que su arrogancia y privilegios de los que se cubren, hacen que parezca que piensan lo contrario. Sin embargo, de vez en cuando los astros se alinean y se encargan de darles una pequeña dosis de realidad… ya lo que hagan con lo aprendido de la lección es otro asunto. Pero bueno, todo lo anterior fue para contar la desventurada historia de Adriana Terrazas Porras, diputada priista que el pasado 17 de noviembre quiso ir – como cualquier persona – a aprovechar las ofertas del Buen Fin… y sí… tan terrenal fue su experiencia que ni con su fuero se salvó de la acción de los amantes de lo ajeno.

De acuerdo con Proceso, la compañera de las legisladores que gritan “ehhh bruto” pero se escucha como “ehhh puto” estaba plácidamente sentada en un local de la plaza comercial Santa Fe. Ahí, mientras esperaba su turno para ser atendida, una mujer se sentó a su lado, la empujó y, aprovechando la embarrada, le sacó la cartera del bolso. Claro, el movimiento de la ladrona fue tan fino que para la diputada pasó desapercibido… tanto como el trabajo que ejecuta desde su curul. Aquí el momento en el claramente se ve que la están bolseando…

En fin, fue hasta que Terrazas se disponía a pagar en otra tienda, que se percató que le habían “dado vajilla”. Rápidamente reportó el robo de sus tarjetas del banco y  fue en ese momento que fue informada que ya le habían cargado compras a su plástico. ¿Unos chicles… una playerita? No tuvo tanta suerte: la ratera se movió rápido y para cuando se hizo el reporte de robo, ya había quemado 78 mil pesos de la cuenta de la diputada.

En sopitas.com no nos alegramos (tanto) de la desgracia ajena, así que esperamos que la legisladores recupere lo robado (que no es ni lo que gana en un mes… así que tampoco creemos que lo haya sufrido tanto). Sí, que lo recupere, pero después de rifarse lo que tiene que pasar cualquier otro mexicano: sus respectivas 16 horas en el MP para levantar la denuncia, más los trámites burocráticos ante autoridades y banco… y luego esperar los protocolarios “n” días para saber si su reclamo procede o ya se la pellizcó.

Bueno, lo anterior es pedir mucho… como era de esperarse, en el asunto ya intervinieron oportunamente las autoridades: ya se abrió la carpeta de investigación que corresponde, además de que se solicitó la intervención de la Policía de Investigación para recabar el material de las cámaras de seguridad de los establecimientos visitados por la priista, esto con el objetivo de identificar a los responsables. Pero mientras tanto… ¿alguien dijo karma?

Comentarios