WTF?!?! Eduardo Verástegui podría ser el candidato presidencial del PES

La contienda electoral del próximo año todavía no comienza y ya está dando muchísimo de qué hablar. Entre el drama que enfrentan los independientes para conseguir sus firmas, el —al menos— intrigante contenido del proyecto de nación Morena, el resquebrajamiento y las distintas disputas al interior del Frente Ciudadano por México y el conveniente silencio priista tenemos para entretenernos un rato. A este espectáculo se ha sumado un nuevo elemento: el actor y empresario mexicano Eduardo Verástegui Córdoba, conocido por protagonizar telenovelones clásicos y didácticos como  Soñadoras (1998) y Tres mujeres (1999), podría convertirse en candidato presidencial del Partido Encuentro Social (PES) rumbo a los comicios de 2018.

Esta información fue compartida por Rigoberto Rodríguez, líder del PES en Tamaulipas, quien aseguró que ya están en conversaciones con el productor de El gran pequeño (2015) para que este sea su abanderado rumbo a las elecciones de 2018. En una conferencia de prensa, Rodríguez también indicó que no existe posibilidad alguna de que Margarita Zavala Gómez del Campo, aspirante independiente a la presidencia, se haga con la candidatura del partido que se opone férreamente al matrimonio igualitario y el aborto y defiende, en el mismo talante, el concepto de “familia tradicional”, cualquier cosa que eso signifique (en sus filas, por ejemplo, milita la diputada Edith Martínez, quien comparó el matrimonio gay con casarse con “delfines o laptops” en noviembre de 2016).

Eduardo Verástegui, actor mexicano
Foto: Scott Wintrow/Getty Images for New York International Latino Film Festival

Y a todo esto, ¿quién es Eduardo Verástegui?

Eduardo Verástegui es un actor nacido en Xicoténcatl, Tamaulipas y tiene 43 años. Además de sus memorables participaciones en churros telenoveleros de finales de los noventa, Verástegui ha salido en series y películas estadounidenses como CSI: Miami (2003), Charmed (2004), Meet me in Miami (2005) o Bella (2006). También formó parte de un grupo de pop conformado por puros vatos musculosos llamado Kairo —con K, porque RAZONES— que tuvo éxito relativo —ahhh, y sí, mucho mucho autotune—. Hace catorce años, según diversos medios eclesiásticos, el actor se convirtió al cristianismo y “un buen día decidió alejarse de la fama y la fortuna que había alcanzado”.

Desde entonces, el exintegrante de Kairo se ha erigido como un opositor ferviente del aborto en nuestro país y más allá de nuestras fronteras. En 2008, lanzó un video titulado “Dura Realidad”, en el que buscaba convencer a los votantes hispanos en Estados Unidos de no votar a “favor del aborto“, o lo que para él era lo mismo, votar a favor de Barack Obama, entonces candidato presidencial. En octubre de 2016, Verástegui se vio envuelto en un escándalo después de que se revelara que viajó en el avión presidencial, como invitado especial del presidente Enrique Peña Nieto,  durante la visita del papa Francisco a Ciudad Juárez. Verástegui aprovechó el encuentro para ser bendecido por el Pontífice.

Eduardo Verástegui, actor mexicano, y el presidente Enrique Peña Nieto
Foto: Especial

A pesar de todo su currículum y sus posturas, probablemente lo vamos a recordar por participar en esta escena: