A 5 años del Butt fumble, recordamos la jugada más emblemática de Mark Sánchez

Con el motivo de que mañana es Thanksgiving, decidimos recordar una de las jugadas recientes más memorables de la NFL. 22 de noviembre de 2012, los Jets enfrentaban a los Patriots por el Día de Acción de Gracias que se festeja en los Estados Unidos y parte de las celebraciones son 3 partidos de NFL que se juegan durante este día festivo. El partido se jugó en el estadio MetLife de NY, en horario estelar ante 79 mil personas y los números indican que la audiencia televisiva fue de 20 millones.

Los de Nueva York debían ganar para tratar de luchar al menos por el Wild Card, aunque New England todavía era un objetivo alcanzable y más si los derrotaban, pero eso no pasó, al contrario, fue uno de los peores juegos en la historia de los Jets y tuvo sin duda la jugada más vergonzosa.

1º y 10, los Pats acababan de anotar a la ofensiva (un TD de 83 yardas) después de recuperar un balón suelto de los Jets y ganaban 14-0, era el momento para responder. Formación I, Mark Sánchez tomó el balón, retrocedió con él y giró a la izquierda a entregárselo al Full Back, pero éste estaba del otro lado.

Al ver que se había equivocado, corrió hacia adelante para perder el menor yardaje posible y se barrió cerca de la línea de golpeo. El plan no sonaba mal, sólo que se deslizó mal y se fue a estrellar con el trasero de su compañero Brandon Moore, lo que causó que soltara el balón, que salió botando hacia las manos del safety de New England Steve Gregory, quien corrió sin ser tocado 31 yardas hasta la zona de anotación para dar 6 puntos más de ventaja a su equipo.

Esta jugada fue bautizada como Butt fumble, fue el motivo de burlas desde entonces hacia los Jets y es un hecho que sin duda marcó la carrera de Mark Sánchez, quien ahora ha pasado por las bancas de varios equipos de la NFL, sin muchas oportunidades de tomar los controles de alguno (excepto los Eagles, que sí le dieron chance).

Unos minutos después el video se volvió viral en redes sociales y estaba en todos lados provocando todo tipo de burlas, memes y reacciones. Para colmo, en la siguiente jugada los equipos especiales soltaron otro balón que recuperaron los Patriots para otro touchdown, yéndose 28-0 arriba luego de anotar 3 veces en sólo 52 segundos de juego.

Se considera que en ese juego los Jets tocaron fondo en aquella temporada y también que marcó el inicio del declive de Sánchez con el equipo neoyorquino. Más adelante esta jugada sería catalogada como el momento más vergonzoso de toda la historia de los New York Jets por ESPN (y ya hasta tiene un artículo en Wikipedia). Fue tanto así, que incluso uno de los fans más apasionados de los Jets, incluso considerado como mascota no oficial del equipo, Fireman Ed, decidió no volver a dirigir porras y animar para ellos y se marchó antes del entretiempo de ese partido (y no volvió sino hasta la temporada 2015).

Comentarios