Excolaborador de Duarte aspira a titularidad de la Auditoría Superior de la Federación

Que no se diga que en México las autoridades no dan segundas oportunidades: pese a ser un reconocido miembro del círculo de Javier Duarte y poseer un apodo que no lo hace merecedor de la mejor de las confianzas, Iván López, alias Iván el Terrible, podría convertirse en el nuevo titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Cabe señalar que parece que desde su chamba con Javidú como contralor, Ivancito no ha tenido suerte para colocarse. De hecho, antes de postularse para la ASF, hizo lo propio para la alcaldía de Emiliano Zapata, por la ya muy solicitada vía independiente, pero sin buenos resultados. Algo de desconfianza le tendrán los veracruzanos que saben que, como integrante del grupo de trabajo de Duarte, se encargó de la creación de empresas fantasma, con las cuales se desviaron recursos estatales.

“Yo no me aguanté de nada, las denuncias e irregularidades yo puse al tanto a la Auditoria Superior de la Federación… El famoso escandalito de las empresas fantasmas no son 17, ni 25 como lo han dicho ustedes (la prensa), son más de 600. Yo tengo los documentos”, señaló López en noviembre del año pasado, cuando intentó encarar al hombre que lo sucedió en su cargo como contralor, Ricardo García Guzmán.

“Ahhhh, pero entonces sí denunció a Javidú”, es lo que pensarán muchos al conocer lo que Iván El Terrible fue a gritar en pleno Congreso local jarocho… el problema – señala Proceso es que, aunque sabía de las irregularidades de las empresas fantasmas (de las cuales fue artífice) sólo notificó del hecho a la ASF… pero nunca acudió ante las autoridades. “Estaban avisados todos, a ustedes (reporteros) no tenía por qué decirles nada. Lo sabía el gobernador, lo sabía el ORFIS, todos lo sabían”, agregó en aquella ocasión.

Aunque intentó redimirse de su trabajo con Javidú haciendo acusaciones a medias, a Iván López lo acusan de la creación de empresas y despachos contables, útiles para la realización de auditorías externas a la administración de Duarte. Además, aunque presume una vida austera, destaca que de un jalón se pudo hacer de 60 hectáreas en Emiliano Zapata, alcaldía en la que se postuló para gobernar… y bueno, sin contar que, como encargado de vigilar las declaraciones patrimoniales de más de un ciento de colaboradores del exmandatario, se le pasaron algunos detallitos. Incluso, él también llegó a utilizar una prestanombres para hacerse de bienes inmuebles. En fin, ahora va por la titularidad de la ASF, en sucesión de Juan Manuel Portal Martínez.