INAI ocultó información sobre planta chatarra comprada por Pemex

El INAI se define en su sitio web como el organismo encargado de “garantizar en el Estado mexicano los derechos de las personas a la información pública y a la protección de sus datos personales, así como promover una cultura de transparencia, rendición de cuentas y debido tratamiento de datos personales para el fortalecimiento de una sociedad incluyente y participativa”. En su actual campaña, acompañada por el hashtag #LoTienesQueSaber, el instituto asegura que la información gubernamental, los presupuestos públicos y los manejos de todas las instituciones que reciben recursos públicos están abiertos y al alcance de cualquier ciudadano. En la práctica, y a pesar de las pegajosas canciones en los anuncios, esto no se lleva a cabo.

Para muestra un botón: este jueves 23 de noviembre, el periódico Reforma publicó una nota en la que se denuncia el actuar del INAI, el cual resolvió mantener en secreto la compra a sobreprecio de la planta chatarra Agro Nitrogenados, hecha por Pemex en 2013. La petrolera, bajo la dirección de Emilio Lozoya Austin, gastó 275 millones de dólares en la compra de una planta para producir urea; estas instalaciones y maquinaria tenían más de 30 años de antigüedad y 14 de no usarse, de acuerdo con la publicación. El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales determinó no compartir esos datos argumentando que en dicha operación “no se usó dinero público”.

Así como lo leen. De acuerdo con el INAI, tras la entrada en vigor de la Reforma Energética, Pemex dejó de ser una paraestatal y pasó a ser una empresa productiva del Estado. En este cambio, sus filiales pasaron a ser compañías privadas a las cuales, según el instituto, no les aplica el derecho público. Esta determinación se dio a pesar de que, cuando se hizo la adquisición de Agro Nitrogenados, Pemex y sus filiales todavía eran consideradas empresas paraestatales. Diputados del Partido Acción Nacionl (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD), Morena y Movimiento Ciudadano consideraron que el INAI busca proteger a Emilio Lozoya Austin con el ocultamiento de la información de la compra.

“¿Qué es lo que no se quiere que se sepa? ¿Quién está presionado para lograr inaudita resolución del INAI? Esta resolución, mediante argumentos que dan risa no pueden ser casualidades, ¿a quién se quiere favorecer?”, cuestionó el perredista Jesús Zambrano. “El INAI debe reconsiderar y abrir la información sobre este descomunal desfalco a Pemex, porque lo que busca el Gobierno federal es, a toda costa, la impunidad y proteger a Emilio Lozoya y su red de corrupción”, afirmó el panista Marko Cortés. El morenista Vidal Llerenas, por su parte, consideró que detrás del fallo del instituto de transparencia había un interés poderoso.

Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, consideró que la resolución del INAI debe analizarse a detalle y que los argumentos de cada uno de los comisionados deben de revisarse. “En resoluciones como ésta, el INAI se juega su reputación como órgano garante y defensor de los derechos de los ciudadanos”, declaró Bohórquez al periódico Reforma.

Estamos hablando de:

Emilio Lozoya inai Pemex
Comentarios