¿Será posible que la ciencia haya encontrado la cura para la calvicie?

No queremos que nadie se emocione antes de tiempo, pero un estudio reciente acaba de dar el primer paso para ganar la guerra contra la calvicie. Un equipo de científicos en Corea del Sur ha estado haciendo un par de experimentos con ratones de laboratorio y, mediante el uso de hormonas para el crecimiento capilar, han comenzado a tener resultados positivos.

Los investigadores de la Universidad de Yonsei, liderados por el profesor Kang-Yell Choi, crearon una herramienta química a base de hormonas y realizaron pruebas en roedores por 28 días. El objetivo principal era estimular el proceso de regeneración de cabello en estos animales, además de crear puntos de crecimiento en otros lugares.

El tónico mágico, conocido como PTD-DBM, funciona mediante la detención de la combinación de dos proteínas. Cuando estas se juntan, el organismo interrumpe procesos que controlan la regeneración de folículos y curaciones de heridas, teniendo como consecuencia que nuestra cabeza sea tan brillante como la del Maestro Roshi.

Cuando los científicos combinaron la PTD-DBM con ácido valproico, obtuvieron resultados bastante favorables. ¡Incluso un crecimiento acelerado de cabello!

“Hemos encontrado una proteína que controla el crecimiento del cabello y además, desarrollamos una sustancia que promueve la regeneración capilar controlando cierta función del organismo” escribió Kang-Yell Choi en su estudio. “Esperamos que este nuevo químico contribuya al desarrollo de una medicina que no sólo trate la pérdida de cabello, sino que ayude a reparar tejido epidérmico dañado”.

Todo pinta para que este sea el hallazgo del siglo, pero lo cierto es que tomará un tiempo poder ver su uso en el mercado. Todavía falta hacer unas cuantas pruebas toxicológicas, ya que la sustancia no se ha usado en seres humanos. Ya ni hablar de la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos, porque entonces la cosa va para largo.

Tal vez no veamos una poción mágica para eliminar la calvicie pronto, pero si estos experimentos rinden frutos, muchos hombres y mujeres de todo el mundo verían sus sueños hechos realidad.