Una historia del PRI, destapados, simpatías y el 2018

El canciller Luis Videgaray Caso elogió a José Antonio Meade, secretario de Hacienda y Crédito Público, el pasado 22 de noviembre ante más de cien diplomáticos extranjeros. El amigo Meade, indicó el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), es “uno de los mexicanos más talentosos, más preparados, con una trayectoria implacable y que ha sido protagonista de las transformaciones y de los éxitos de las políticas públicas de México en las últimas décadas (…) y que hoy conduce con gran inteligencia disciplina, patriotismo y visión de Estado, la política macroeconómica de México”.

Durante el evento, el canciller comparó a su gallo con el expresidente Plutarco Elías Calles, por haber sido el “único mexicano” en haber ocupado cuatro secretarías distintas en dos gobiernos diferentes. Esta presentación y serie de piropos fueron interpretados como el destape oficial de Meade rumbo a La Grande.

Al ver las reacciones que provocaron sus bellas palabras, Videgaray Caso, a través de redes sociales, salió a negar el destape y aseguró que brindó la misma presentación cálida a los otros dos secretarios que se encontraban en el evento: Ildefonso Guajardo, de economía, y Enrique de la Madrid Cordero, de turismo. “Ayer tres secretarios impartieron conferencias en la Cancillería, y a los tres los presenté con calidez, gratitud y reconocimiento a su talento y trayectoria. No hay que confundir eso con otra cosa. Las decisiones políticas se tomarán donde deben tomarse”, escribió el canciller.

Después del ruido que atrajeron los dichos de Videgaray, el presidente Enrique Peña Nieto tuvo que salir a acallar las versiones de que el contendiente priista ya había sido seleccionado y este era Meade.

José Antonio Meade y Luis Videgaray
Foto: @LVidegaray
“Andan bien despistados todos”, dijo el mandatario respecto a la selección del candidato priista. “El PRI, como lo ha hecho siempre, con un gran compromiso con México”, mencionó EPN, “habrá de seleccionar a quien tenga las mejores condiciones para la competencia que habrá de enfrentar”.

Ayer, 23 de noviembre, el Partido Revolucionario Institucional compartió su convocatoria para elegir a su candidato o candidata presidencial en el proceso electoral del próximo año. El PRI puso como requisitos a los interesados para contender por la candidatura presidencial (que no solamente tienen que ser militantes del partido ***cof cof Meade cof cof**) tener una “conducta pública adecuada”, “no haber recibido condena por delito doloso del orden común o federal en el desempeño de funciones públicas o por ejercer violencia política de género”, no tener conflicto de interés,, entregar constancia de presentación de la declaración inicial de situación patrimonial, o modificación de la misma, presentar su programa de trabajo, además de presentar fotos tamaño pasaporte, acreditar nacionalidad mexicana y presentar a una persona que se hará cargo de los recursos que obtenga durante la precampaña.

Los interesados en obtener la candidatura del PRI tendrán que registrarse el próximo 3 de diciembre. Un par de días después, el partido informará cuáles precandidaturas fueron aprobadas. Entre el 14 de diciembre de 2017 y el 11 de febrero de 2018, los precandidatos aprobados por el tricolor realizarán sus precampañas. El 18 de febrero, finalmente, el partido elegirá a su candidato a través del método de convención de delegados, en el cual participarán 19 mil 100 representantes.

 

Entre los candidatos para hacerse de la nominación del PRI están José Antonio Meade, el puntero hasta ahora; Miguel Ángel Osorio Chong, quien después de sus recientes escándalos podría haber sus aspiraciones evaporar; José Narro Robles, quien se ha negado a criticar la gestión del presidente Enrique Peña Nieto y en una de esas se apunta hasta el mismo Aurelio Nuño Mayer, secretario de Educación Pública.