Y a todo esto, ¿qué sigue tras el destape de José Antonio Meade?

Después de semanas y semanas de la novela del tapado y el dedazo priista, este lunes 27 de noviembre se oficializó la renuncia de José Antonio Meade Kuribreña, hasta hoy secretario de Hacienda y Crédito Público. El político, que no está afiliado al Partido Revolucionario Institucional (PRI), dejó su cargo para emprender un “proyecto”, anunció el presidente Enrique Peña Nieto en un mensaje a medios de comunicación. “Ha sido un colaborador entregado a las responsabilidades que se le han confiado y, como ya lo dije, se ha entregado a estas responsabilidades siempre con una gran vocación de servicio y con un enorme compromiso con México, con la nación, a partir del amor que guarda por nuestra nación. Muchas felicidades, Pepe, y el mayor de los éxitos”.

En una entrevista banquetera, reporteros le sacaron la sopa a Juana Cuevas Rodríguez, esposa del funcionario que trabajó en las administraciones de Felipe Calderón Hinojosa y de EPN. “¿Y a usted sí le gustaría que llegara a ser presidente?”, preguntó una reportera. “Se me hace que es la mejor persona para sacar adelante a México”, contestó la pintora. “¿Qué lo distingue de los demás mexicanos al doctor Meade?”, lanzó alguien otro sesudo cuestionamiento. “Creo que es una persona que lleva veinte años en el sector público, comprometido, trabajando, y así va a seguir, echándole todas las ganas”, respondió Cuevas Rodríguez.

El destapado fue felicitado por priistas de cepa como el canciller Luis Videgaray Caso; Aurelio Nuño Mayer, titular de la Secretaría de Educación Pública; Miguel Ángel Osorio Chong, de la Secretaría de Gobernación; Pedro Joaquín Coldwell, de la Secretaría de Energía; Rosario Robles, de la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano; Eruviel Ávila, presidente del Comité Directivo del PRI en la Ciudad de México; Emilio Gamboa Patrón, coordinador de la bancada del PRI en el Senado de la República, y César Camacho Quiroz, coordinador del PRI en la Cámara de Diputados.

Osorio Chong desea suerte a José Antonio Meade como candidato del PRI a la presidencia

En un evento realizado en Palacio Nacional, el “amigo Pepe Meade” quitó el poco misterio que rodeaba su futuro: el exsecretario de Hacienda confirmó que buscará la nominación del PRI para lanzarse por La Grande. “Me despido de esta secretaría con el orgullo de pertenecer a este equipo, voy a solicitar mi registro como precandidato a la presidencia de la República”, dijo Meade Kuribreña. De acuerdo con diferentes relatos periodísticos, y lo que se puede apreciar en un video, los asistentes a este encuentro interrumpieron el mensaje del ” ciudadano simpatizante” con “35 segundos” de aplausos. Una vez que las fanfarrias acabaron, Meade, el político “extraordinario” que viaja en “Metrobús o Metro” para reunirse con el presidente (¡PLOP!), prosiguió:

“Lo hago tras 20 años de servir a mi país de manera ininterrumpida con integridad y honradez. Con esta experiencia tengo la convicción de que el país cuenta con el talento y con las condiciones para que con el esfuerzo y en beneficios de todos México sea una potencia. Un país donde las familias tengan siempre comida en la mesa, seguridad en las calles, techo, salud y educación de calidad”.

Y a todo esto, ¿qué sigue después del destape?

José Antonio Meade y Enrique Peña Nieto
Foto: Notimex

El candidato presidencial del partido tricolor será elegido por la Convención Nacional de delegados y delegadas priistas el próximo 18 de febrero. Los simpatizantes, es decir, gente que no está afiliada a la organización, como Meade, tendrán del 24 al 30 de noviembre para registrarse como precandidatos. Los militantes, por su lado, contarán con diez días para satisfacer los requisitos para conseguir la precandidatura (estos necesitan reunir los apoyos de los sectores priistas25% de los consejeros nacionales, y tres firmas de los 7 sectores que integran al partido). Los políticos que obtengan el dictamen de procedencia participarán en las precampañas, estas iniciarán el 14 de diciembre de 2017 y terminarán el 11 de febrero.

Existe el escenario, claro, en el que solamente exista un solo aspirante o que, aunque haya otros interesados, solamente uno tenga el respaldo del presidente Enrique Peña Nieto. La integración total de la Convención Nacional será de cerca de 19 mil 100 delegados, los cuales se seleccionarán entre el 6 al 13 de diciembre.

José Antonio Meade y Enrique Peña Nieto

Conforme van pasando los días, el escenario del próximo proceso electoral empieza a agarrar algo de forma. Todo parece apuntar a que la boleta del próximo año ya tiene dos nombres seguros: Andrés Manuel López Obrador y José Antonio Meade Kuribreña.