Veracruz: asesinan a fiscal en delitos sexuales, embajadora de EEUU condena crimen

Y mientras medios e instituciones no sólo se detuvieron, sino que regresaron ¿40, 50 años? en el tiempo, al ser testigos de la resurrección del priismo más añejo y lambiscón, el resto del país siguió su camino al despeñadero y para muestra está lo ocurrido en Veracruz: uno más de esos casos que, pese a su sospechosa coincidencia, seguro será tratado por las autoridades como un caso más del montonal de ilícitos que ocurren a diario.

Sin nada que ver con su chamba (eso dice el gobernador, Miguel Ángel Yunes), la fiscal especial en delitos sexuales y contra la familia de la región de Pánuco, Veracruz, Yendi Guadalupe Torres Castellanos, fue asesinada luego de ser interceptada por un grupo armado… las autoridades no podrían haber llegado más rápido: los hechos ocurrieron justo frente a la Unidad Integral de Procuración de Justicia, así que los criminales les ahorraron el viaje.

De acuerdo con un comunicado emitido por la Fiscalía de Veracruz, Torres Castellanos fue interceptada cuando iba a bordo de su camioneta. El atentado en su contra habría ocurrido alrededor de las 9:00 horas, al momento en que arribaba a su lugar de trabajo e intentaba estacionarse. “Al lugar de los hechos acudió un equipo de trabajo conformado por el fiscal investigador, agentes de la Policía Ministerial; así como peritos, quienes realizaron las diligencias de rigor”.

Y bueno, mientras casi todas las instituciones saturaron Twitter y Facebook con melosas y ridículas muestras de apoyo a José Antonio Meade, este caso les pasó desapercibido… no así para la embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, quien en redes sociales calificó de “detestable” la evidente desprotección a sectores más vulnerables.

El crimen en contra de la fiscal especial en delitos sexuales se suma a ¡¡los 26!! que ocurrieron en Veracruz, sólo en el fin de semana, lo cual coloca a la jornada como una de las más violentas que se han vivido este año en la región. Para consuelo de nadie, se puede percibir que el crimen ya agarra parejo: entre los personajes que fueron víctimas de la ola de violencia se encuentra un alcalde (Víctor Manuel Espinoza de Ixhuatlán de Madero) y, ahora, una encargada de la procuración de justicia.

Según reporta El Universal, la violencia en Veracruz se extendió por toda la entidad. Nomás cheque cuántos municipios fueron salpicados: Banderilla, Amatitlán, Tlacotalpan, Coatzacoalcos, Minatitlán, Pánuco, Martínez de la Torre, Poza Rica, Amatitlán y Córdoba. Por cierto, en lo que respecta con el atentado en contra de Yendi Guadalupe Torres, las autoridades fueron agarradas echándose su atole o cafecito, ya que pese a haber ocurrido en sus narices, no pudieron dar con los responsables. No hubo ningún detenido.

Comentarios