Cemex denuncia el robo de 13.5 kilogramos de explosivos en Nuevo León

Una cosa más en la que preocuparnos: más de 10 kilotes de explosivo no son cualquier cosa y ya que por ahora están en las manos equivocadas, las autoridades están en su búsqueda. Al menos así debería de ser, ya que desde la semana pasada – el 24 de noviembre, para ser precisos – Cementos Mexicanos (Cemex) denunció el robo de 30 piezas de booster, las cuales equivalen a 13.5 kilógramos de explosivos. Además, también les fueron sustraídos 10 metros de cordón detonante.

De acuerdo con Proceso, desde el pasado viernes 24, el procurador de Nuevo León, Bernardo González Garza, fue informado que el material explosivo fue sustraído de las instalaciones de Cemex. El aviso no vino de cualquier parte: fue el propio comandante de la Séptima Zona Militar, el general Agustín Radilla, quien pasó la información, solicitando que todos los agentes ministeriales echen la mano para la localización de los explosivos.

“Le solicito tenga a bien disponer se haga extensiva la presente información a las áreas operativa y de investigación, con el objeto de que se adopten las acciones correspondientes para coadyuvar en la búsqueda y localización del mencionado material explosivo agradeciéndose, en caso de obtener resultados positivos, se haga del conocimiento de esta Comandancia de Zona Militar”, señala el documento que recientemente se filtró a distintos medios y que es atribuido al general Radilla.

Pese a que el asunto lleva casi una semana, hasta el momento se desconoce dónde, cuándo y cómo ocurrió el robo del material. Lo que se sabe es que ya fue presentada una denuncia ante el Ministerio Público de la Federación, la cual está adscrita a la Unidad de Atención Inmediata Orientador número 1, ubicada en el municipio de Escobedo, Nuevo León.

Empresas especializadas en explosivos describen al booster como un material potente de alta densidad, velocidad y presión de detonación y usualmente es utilizado “en la voladura de taladros de diferentes diámetros en las minas de tajo abierto, canteras y eventualmente en minería de subsuelo”.

Comentarios