“Corea del Norte ha acercado al mundo a la guerra”, acusa EEUU en la ONU

“No, pues ya valió Barriga”… es lo que más de uno pensará al ver cómo avanza el pleito que se traen Kim Jong-un y Donald Trump. Y más, luego de que el gobierno de Corea del Norte decidiera regresar a sus acostumbrados ejercicios armamentistas, con el exitoso lanzamiento de un misil balístico que – según el régimen de Pyongyang – es capaz de alcanzar cualquier punto del territorio norteamericano. México incluido, por cierto.

En fin, para hacerle más cosquillas al chamaco risueño, la embajadora de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de la ONU, Nikki Haley, advirtió que, así como ve la situación, no se ve muy lejano un conflicto bélico. Claro, en caso de que se dé, no será culpa de Trump y sus irresponsables mensajes en Twitter, sino del malévolo pero carismático Kim Jong-un: “Corea del Norte ha acercado al mundo a la guerra. Nunca la hemos buscado ni la pretendemos, pero si esta llega, se deberá a actos constantes de agresión como el de ayer, y en el caso de que ocurra, el régimen quedará totalmente destruido”.

¿No es suficiente? Pues para que Kim se prenda más, la representante de la Casa Blanca en Naciones Unidas pidió que se apliqué un boicot a nivel mundial al gobierno norcoreano… Obvio, porque nada es mejor para resolver un conflicto entre naciones, que atentar contra los intereses de uno de los países involucrados. Seguro Kim Jong-un se quedará cruzado de brazos.

Para motivar al resto de los diplomáticos que muy atentos seguían su intervención, Haley insinuó que su propuesta no sólo serviría para ponerle un “estate quieto” a los avances bélicos de Norcorea, sino que también salvarían al pueblo coreano de estar bajo el yugo de un tipo Kim, al que le vale las condiciones en que se encuentre la ciudadanía y mejor invierte en su poderoso arsenal. “Los lanzamientos avanzan, la amenaza aumenta, la obsesión norcoreana va a más. Incluso se han declarado un Estado nuclear. Pero están matando de hambre al pueblo para financiar su producción armamentística”, afirmó Haley.

Contrario a lo que muchos pudieran pensar, China y Rusia optaron por no seguirle la corriente a Estados Unidos. Mientras el representante asiático acusó que la llegada de Trump aceleró la ya existente crisis con Corea del Norte, el ruso pidió que en lugar de andar proponiendo más sanciones, mejor se opte por conversaciones directas (Twitter… eso qué). “Las sanciones han sido aprobadas para abrir negociaciones, pero no deben usarse para causar más daño al pueblo norcoreano”.

Comentarios