Funcionarios de NL son usados por “El Bronco” en recolecta de firmas para candidatura presidencial

Además de contar con una súper auxiliar que le consigue una firma cada cuatro minutos, la razón por la que el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, El Bronco, sorpresivamente ya tiene más del 50% de rúbricas necesarias para aparecer en la boleta electoral de 2018 estaría en que tiene a sus disposición a miles de funcionarios estatales.

“El Bronco” rebasa a Margarita Zavala, “súper auxiliar” reunió 5 mil firmas en 23 días

De acuerdo con La Jornada, el gober neoleonés armó (de manera ilegal, claro) toda una estrategia de recolección de apoyo, en la que – para no gastar recursos que ni tiene – echó mano de las estructuras del gobierno de Nuevo León. Así, servidores públicos de distintas dependencias han dejado botada su chamba para contribuir no sólo a que Rodríguez Calderón cumpla con el requisito de las firmas, sino también a intentar mejorar tan deteriorada imagen del mandatario local.

Para sustentar lo anterior, el periódico de la Ciudad de México menciona que tiene en su poder un audio en el que puede escucharse cómo Carlos Pacheco (señalado como “asesor especial” de El Bronco) instruye a funcionarios para obtener el mayor número de rúbricas posibles. Según la forma en que explica la estrategia, Pacheco pretende que – tal como ha ocurrido – la recolecta de firmas en favor del gobernador sea “apabullante”, a tal grado de que comience a cambiar la mala penetración en los medios. “Digan cuántos gestores tienen, porque vamos a tratar de que saquen las firmas, pero lo más importante es brincar al siguiente nivel. A ver, ya lo convenciste, te da la firma, pues ahora sácale más. ¿Qué tanto compromiso tienes? ¿Quieres que cambie México? Por qué no me ayudas también con las firmas entre tus familiares”.

Claro, no sólo se trata de que se dé la impresión que la campaña del gober es un tren fuera de control y la gente se pregunte, “ahh chinga, ¿por qué es tan popular?” Según el audio en poder de La Jornada, el estratega del aspirante independiente a la candidatura presidencial tiene como otro objetivo que la gente tenga la percepción de que sólo puede llegar un independiente a la contienda de 2018.  Es decir, fuera Margarita Zavala, Pedro Ferriz, Ríos Piter y Marichuy, y sólo Rodríguez Calderón. En la chaqueta mental… digo, la proyección de la estrategia, una vez que llegue como solitario candidato independiente, El Bronco se posicionaría como la única opción para los electores hartos de la clase política, logrando captar incluso a aquellos que votarían por AMLO no por convicción, sino porque no hay otro menos peor.

Comentarios