Y así es como Strereophonics desmostró que no necesita un gran show para sorprendernos

Existen bandas que sorprenden con las luces, los visuales, instrumentos y músicos de apoyo a la hora de ofrecer su show, y hay otras que dejan que su experiencia a través de los años simplemente hable por ellas y solo se dedican a tocar. Stereophonics es una de estas últimas pues, para su presentación en El Plaza Condesa, lograron convocar a todos sus fans (verdaderos fans), que se movieron al ritmo de (no les mentimos) todas sus rolas.

Sin ninguna banda o artista telonero, la agrupación de Gales salió al escenario pasadas las 9 de la noche y, tal como nos lo anticipó en entrevista el bajista de la banda, Richard Jones, dieron un concierto muy especial cargado de nostalgia y sobre todo, de una impresionante ejecución.

Mientras sonaban los primeros sonidos de “Caught By The Wind”, “C’est la Vie” y “Lost With You”, era increíble ver cómo algunos seguidores de Stereophonics incluso hasta llevaron a sus hijos pequeños, los subían en sus brazos y les enseñaban a lo que sonaba esta agrupación. También estuvieron las personas con cabello blanco, una señal de que el grupo  ya lleva recorrida toda una trayectoria. Si no lo crees, basta con que te digamos que casi en cada track, Kelly Jones y compañía sorprendían por su forma de tocar las guitarras, el bajo, y sobre todo, la batería.

 

Obviamente entre el setlist estuvo ni más ni menos que “Have a Nice Day”, “Radio” -rola para la que el baterista, Jimmy, pasó frente al escenario-, “Maybe Tomorrow”, “Superman” y “Mr. Writer”, las cuales de principio a fin hicieron que todos los que se encontraban en El Plaza, sacaran sus celulares y comenzaran a grabar, tomarse fotos o simplemente alumbrar hacia el escenario. Incluso después de que sonara “Maybe Tomorrow”, Stereophonics hicieron una pausa que permitió que los mexicanos le demostraran lo mucho que les gusta al cantar “Cielito Lindo” mientras salían banderas de México de entre la audiencia.

Si bien Kelly casi no interactuó con sus fans, sí se tomó un momento para expresar su sorpresa por el recibimiento: “Esta es la segunda vez que venimos y definitivamente vamos a regresar. Nos tomó algunos años pero, regresaremos”. Después añadió que “Nothing Precious” es uno de los temas favoritos de la banda (aquí otra vez a la “advertencia” que nos había hecho Richard sobre el tocar cosas que no se atreverían a tocar en festival debido al poco tiempo que tienen).

 

Mientras se acumulaba toda la energía, el gozo y sobre todo, el calor para una noche tan fría, la gente pedía más y más, no quería que esto terminara. No luego de hora y media. Ahí fue precisamente cuando Stereophonics reapareció en escena para cantar sus últimas tres canciones: “Just Looking”, Mr. & Ms. Smith” y como ya te imaginarás, el famoso track, usado en varias series de televisión, películas, etc, “Dakota”.

 

Brincos, cada vez más brincos y emoción que iban perfectamente a tono con todo ese profesionalismo que tiene esta banda, el talento que no solo es de Kelly y Richard, sino también de los demás; prueba de ello fue el solo de batería que se aventó Jimmy. Stereophonics puede que tengan muchos discos, puede que se consideren como “una banda pequeña”, pero en realidad, con este concierto en solitario después de cuatro años de haber venido por primera vez a nuestro país, han demostrado por qué su fama los precede más allá de temas tan exitosos como los que tocaron aquí. Son una banda que no necesita nada excepto sus instrumentos y sobre todo, una audiencia como la de México que los saque de su zona de confort.

Galería

Foto: Óscar Villanueva (OVD) / Cortesía
Foto: Óscar Villanueva (OVD) / Cortesía
Foto: Óscar Villanueva (OVD) / Cortesía
Foto: Óscar Villanueva (OVD) / Cortesía
Foto: Óscar Villanueva (OVD) / Cortesía