Meade y Peña en dos fotos que resumen un sexenio

Por José Acévez

Hace unos meses, se hizo pública (y viral) una fotografía donde aparece un indigente que duerme en la calle mientras a su lado pasa un convoy de seguridad resguardando a José Antonio Meade, entonces Secretario de Hacienda (y actual precandidato del PRI para la presidencia en 2018). Al parecer, el secretario salía de una presentación en el Museo Interactivo de Economía en el Centro Histórico de la capital y, si nos remitimos a lo que se retrató, su actitud ante el hombre en el suelo fue de evidente indiferencia.

El autor de la imagen es Isaac Esquivel, fotógrafo que trabaja para la agencia Cuartoscuro y que, en agosto de 2016, capturó otro retrato bastante peculiar. En aquella ocasión veíamos al presidente Enrique Peña Nieto —mientras encabezaba la ceremonia de inicio del nuevo ciclo escolar en una primaria del Estado de México— abocado en su discurso rodeado de siete niñas y niños cuya expresión es, al igual que la de Meade, una explícita muestra de indiferencia.

 

#Repost @cuartoscuromex (@get_repost) ・・・ FOTO DEL DÍA. Con esta fotografía nuestro compañero Isaác Esquivel Monroy @veisaac gana el Premio Nacional de Periodismo 2016 en fotografía. Todos sus compañeros en Cuartoscuro, que dirige Pedro Valtierra @pedrovaltierra , lo felicitamos por este reconocimiento a su trabajo!! 22 de agosto de 2016, Toluca, Estado de México.- Eruviel Ávila, gobernador del Estado de México y Enrique Peña Nieto, presidente de Mexico, encabezaron la ceremonia por el inicio del nuevo ciclo escolar 2016-2017, en la escuela primaria Profesora Eudoxia Calderón Gómez. @cuartoscuromex @cuartoscurorevista #premionacionaldeperiodismo #periodismo #presidencia #fotoperiodismo #epn #pnp2016

Una publicación compartida de Mr. I (@veisaac) el

Es de asombrar que ambos retratos tan rotundos, tan clarividentes de la realidad política nacional, hayan sido tomados por el mismo fotógrafo. No soy nadie para decirlo, pero considero que, con estas dos fotos, Isaac Esquivel podría ser recordado como el fotoperiodista que supo retratar con mayor perspicacia el sexenio de Peña Nieto. Su trabajo, como el de todo fotógrafo de agencia, es una abundante colección de diversos eventos del acontecer público; sin embargo, la distintiva mirada con la que capturó esos dos momentos nos permite hacer análisis más hondos de impresiones que rodean a las políticas del presidente Peña y su continuidad con Meade. No por nada ambas imágenes se hicieron tan virales y tocaron puntos sensibles para muchos usuarios de Internet.

La mirada de Esquivel enmarcó una crítica puntual al poder y a quien lo ostenta en México, a la vez que nos dejó ver que hay dos elementos necesarios en una ecuación que resuelve nuestra actitud ante las instituciones políticas: la indiferencia y la simulación. En los dos retratos se alcanzan a percibir y ambos elementos se complementan a manera de espejo si comparamos las dos fotografías. Por una parte, y como ya mencioné, la indiferencia es evidente: en el caso de la foto de Meade se manifiesta a partir de un elemento “sorpresa”, pues poco podía hacer en ese momento el secretario para cambiar las circunstancias del indigente. Sin embargo, el gesto de los siete niños que aparecen en la otra foto es inconfundible. No sólo demuestran que no entienden de lo que habla el presidente: no les importa. Aquí encontramos el primer juego de espejos: la indiferencia del político ante una situación ciudadana lamentable y la indiferencia de los ciudadanos (y de aquellos “más transparentes”, de quienes depende el futuro del país) ante las palabras del político. Esta indiferencia genera una absoluta desconexión entre lo que hacen los políticos y las vivencias de los ciudadanos comunes. Y aquí entra el segundo elemento: la simulación. Ambas fotografías nos muestran cómo la política en México (el ejercicio del poder, del servicio público, del desarrollo colectivo) es, principalmente, un ejercicio de simulación que se ha gestado desde la tiesa candidatura de un presidente guapo y bien peinado. Discursos vacuos, costosas campañas de comunicación pública, declaraciones tibias e informes insustanciales han sido la constante de las políticas públicas del sexenio que corre. Los retratos nos muestran a un presidente que simula interesarse en la educación de los mexicanos y a un recaudador que parece ser ciego a la desigualdad que se le estrella en la cara. Ése es el mundo de la política que tenemos. Ahora nos toca decidir si queremos seguir teniéndolo.

 

El borracho y el Secretario #cdmx #museointeractivodeeconomia #JoséAntonioMeade #secretrariodeHacienda #AforeMovil #politica #precandidatopresidencial #canon7d @cuartoscuromex

Una publicación compartida de Mr. I (@veisaac) el

En medio de la vorágine de imágenes a la que estamos acostumbrados, los acercamientos visuales de Esquivel nos permiten mirar que así hemos vivido los últimos cinco años en México: simulando que no pasa nada porque a pocos les importa.

***

José Acévez cursa la maestría en Comunicación de la Universidad de Guadalajara. Escribe para el blog del Huffington Post México y colabora con la edición web de la revista Artes de México.

Twitter: @joseantesyois

Fotografías principales: Isaac Esquivel | Cuartoscuro

Comentarios