20 petardos en 20 años sin título de Cruz Azul

Son 20 años sin título de liga y de muchos tragos amargos para Cruz Azul. Dos décadas de su último triunfo y en una final y por supuesto, todo ese trolleo y burlas.

Es mucho tiempo para un equipo que se dice es de los cuatro grandes. Y claro, esa falta de triunfos viene en gran parte por los futbolistas que han pasado por sus filas.

Han sido muchísimos muy malos y que han pasado de noche, pero estos 20 se llevaron el odio de la afición.

Víctor Vázquez

Foto: Mexsport

El español llegó con mucho cartel proveniente del Club Brujas. Entre lesiones y mal juego terminó siendo todo un fiasco. Ahora está en la MLS con el Toronto FC y no lo hace nada mal, pero siempre fue un desperdicio en la Liga MX.

Fernando Belluschi

Foto: Mexsport

Llegó en julio del 2015 y en diciembre de ese año ya se había ido. Un fiasco total porque en todo el tiempo que estuvo apenas jugó míseros ocho partidos y jamás anotó. Prácticamente pasó desapercibido, pero no antes sin haber costado una buena lana al equipo.

Maximiliano Biancucchi

Foto: Mexsport

El famoso primo del mismísimo Lionel Messi, esa era su carta de presentación. Pensaron que si su familiar era de los mejores del mundo pues al menos él tendría un poquito por la sangre. Pues no, todo un petardo que apenas estuvo dos torneos y que terminó comiendo banca en un equipo que tampoco desparramaba talento.

Nicolás Bertolo

Foto: Mexsport

¿Se acuerdan de este argentino? Llegó proveniente del Palermo de Serie A y la cosa tenía buena pinta. Debutó y ahí se notó a qué venía: lo expulsaron en su primer partido ante Guadalajara. Salió rápido y volvió a su país natal con River Plate donde fue campeón de la Copa Libertadores.

Achille Emana

Foto: Mexsport

De esas contrataciones que nunca entendemos del todo con Cruz Azul. Se trajeron al africano porque tenía mucha experiencia en Europa, pero lo que más hizo fue tener una basta vida nocturna. Otro que duró solo dos torneos y se fue.

Carlos Lizarazo

Foto: Mexsport

Este sí se pasó de listo. Llegó lesionado, ocupó una plaza de extranjero y jamás jugó. Sí, es en serio que jamás puso un pie en el campo de juego pero eso sí, cobró como los grandes y según él nunca estuvo al 100% para estar en la canchas.

Maranhao

Foto: Mexsport

Ay Maranhao, a este se le recuerda por ser uno de los fails más grandes del club cementero. Pensaban que todos los brasileños era buenos y a lo mejor por eso lo ficharon, pero era demasiado torpe con el balón el los pies.

Alemao

Foto: Mexsport

A este señor se le tiene que reconocer una cosa y es que se mataba en la cancha. Es probablemente el menos odiado de este conteo porque le echaba muchas ganas a pesar de sus carencias futbolísticas. Se fue muy triste de la institución porque le tomó un cariño especial y se notaba.

Roque Santa Cruz

Foto: Mexsport

Otro que parece que nada más vino a robar porque jamás dio lo que se esperaba. El paraguayo tiene un currículum envidiable pero a la hora de ponerse la camiseta celeste se convirtió en un delantero malísimo. Un torneo nada más y uno que estuvo lleno de lesiones fue lo que dejó en México.

Federico Carrizo

Foto: Mexsport

Llegó a préstamo de Boca Juniors y esto al parecer le dio carta para no hacer nada. Apenas jugó cuatro partidos cuando se esperaba que fuera el atacante titular. Se regresó a su país sin pena ni gloria.

Omar Mendoza

Foto: Mexsport

Muchos corajes con este jugador que nos hace pensar que todos podemos ser profesionales. Si pensaron que el Gringo Castro no dejó escuela, pues están equivocados porque este lateral es malísimo. Con Paco Jémez era hasta titular y nadie lo entendía, pero bueno, si les sirve de consuelo al menos le echa ganas.

Edcarlos Conçeiçao

Foto: Mexsport

En el Bicentenario 2010 llegó para “reforzar” la defensa. No hizo absolutamente nada más que pasar por vergüenzas por su bajo nivel de juego y una vez más la directiva de la Máquina quedó como tonta. Y claro, solo jugó ese torneo.

Richard Nuñez

Foto: Mexsport

La foto describe a la perfección su paso por el equipo cementero. En el Apertura 2005 llegó y dejó con el ojo cuadrado a todos. En su debut anotó cuatro goles, pero de ahí se echó a la hamaca porque no hizo nada. Muy poco futbol a pesar de que sí tenía talento porque se notó cuando jugó para Pachuca.

Marcelo Carrusca

Foto: Getty Images

Otro que de plano no pudo jugar por lesiones (Habría que ver qué onda con el doctor de Cruz Azul). Dos torneos y en esos dos torneos apenas 11 partidos sin gol, sin asistencia y por supuesto, sin título.

Nicolas Vigneri

Foto: Mexsport

Se le había visto jugar en otros lados con velocidad y desequilibrio. Llegó a la Noria y todo eso por razones que nadie conoce se acabó. Jugó dos finales con el equipo (obvio, las perdieron) y aunque sí era un constante en el XI inicial, jamás mostró todo su potencial. Tan mal le fue que terminó jugando para el Puebla.

Eduardo Rubio

Foto: Mexsport

Imagínense que tan petardo este jugador que terminó en un torneo internacional de futbolistas sin equipo. Rubio fue otro de los fichajes que la directiva se saca de la manga. Unos dicen que es Billy Álvarez, otros que un tal Hurtado pero el chiste es que este delantero también vino a pasar penas.

Joel Huiqui

Foto: Mexsport

Para explicar por qué Huiqui es un petardo es sencillo ver su manera de jugar. Un poco torpe, sin mucha técnica pero mucho corazón. Joel le echaba tantas ganas que hasta se ganó un lugar en la Selección Nacional.

Joffre Guerrón

Foto: Mexsport

El ecuatoriano mostró su CV y apantalló con todos los goles que metió en Libertadores con Tigres. En la Máquina no hizo nada, literalmente nada. Bueno, en realidad lo único que consiguió es que la afición lo odiara por lo mal que jugaba y la poca vergüenza que mostraba al hacerlo.

Aníbal Zurdo

Foto: Mexsport

¿Saben cuántos partidos jugó el “mexicano” con Cruz Azul? La increíble cantidad de cuatro. Llegó de España según como goleador y de plano no anotó jamás. Terminó en Veracruz pero tampoco funcionó y al final hasta en la India jugó.

Yosgart Gutiérrez

Foto: Mexsport

En la portería los celestes no han tenido problema. Óscar Conejo Pérez y Jesús Corona han sido grandes cancerberos, pero entre estos dos tuvieron a Yosgart que era un mal chiste de arquero. La palabra malo se queda corta para lo que jugaba este muchacho.

Comentarios