Siguen las reacciones sobre la posible amnistía a los narcotraficantes

La posibilidad de otorgarle amnistía a los narcotraficantes, en aras de reducir los niveles de violencia en México, ha sido uno de los temas más debatidos en los últimos días. El discurso que Andrés Manuel López Obrador, virtual candidato presidencial de Morena, ofreció el pasado 2 de diciembre en un mitin realizado en Quechultenango, Guerrero, ha encontrado eco en redes sociales, medios de comunicación y, por supuesto, en la clase política.

La mayoría de las reacciones de los políticos han sido de rechazo. La precandidata independiente Margarita Zavala descalificó la alternativa y aseguró que los criminales deben de ser encarcelados. Por su parte, el panista Ricardo Anaya consideró que el planteamiento no era más que “una locura más” del político tabasqueño. En ese mismo sentido se manifestó Miguel Ángel Mancera, el otro contendiente por la candidatura del Frente Ciudadano por México, al decir que dicha política convertiría a nuestro país en un “narcoestado“.

Elementos de las Fuerzas Armadas también se han pronunciado sobre la posibilidad de darle amnistía a los miembros del crimen organizado. Tanto Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional, como Vidal Soberón, secretario de la Marina, descalificaron la alternativa. Cienfuegos consideró que la propuesta “no sería lo más conveniente para México” y que AMLO debería de entrevistarse con las víctimas que se han quedado sin sus familiares por la violencia del narco.

Soberón fue más duro y calificó el planteamiento como “simplista” y con fines electorales. “Por supuesto que el Gobierno no puede pactar con la delincuencia organizada, sería convertir al Estado en parte de la delincuencia organizada”, afirmó el almirante.

Los niveles de violencia siguen incrementándose en el país
Foto: Getty Images

Froylán Enciso, profesor del CIDE y analista del International Crisis Group, indicó al portal Aristegui Noticias que “nos faltan muchos detalles sobre la propuesta de López Obrador, pero el planteamiento inicial es correcto”. El académico afirmó que se necesita una opción a la guerra y otras posibilidades además de la militarización del país; Enciso también indicó que la “amnistía no es lo mismo que pactar con el narco” y que, a su consideración, “pactar con el narco es lo que se ha hecho históricamente, pactos a veces explícitos y a veces implícitos”.

En entrevista con El Financiero, el especialista afirmó que AMLO está buscando diferenciarse de las propuestas de otros políticos que competirán el próximo año en las elecciones y que busca la construcción de una cultura de paz a través de una “propuesta atrevida”.

Y a todo esto, ¿qué contestó AMLO?

A través de su cuenta de Twitter, el dirigente nacional de Morena acusó al presidente Enrique Peña Nieto de haber mandado a los secretarios Soberón y Cienfuegos a “hacer política”. En una grabación adjunta a su mensaje, López Obrador dijo que no piensa que sea correcto resolver un problema, como el de la violencia que azota a México, “con la consigna de ojo por ojo, diente por diente”. El líder morenista afirmó que cuando llegue a la Presidencia de la República no va a seguir con la “política coercitiva” y que “se van a acabar las masacres”.

El político tabasqueño aseguró que la inseguridad y la violencia en el país son resultado de la corrupción y el resultado de una estrategia fallida que ha querido enfrentar el problema exclusivamente con el uso de la fuerza y no atendiendo las causas de raíz: “el abandono del pueblo”. En una parte de su discurso, AMLO afirmó: “no descarto el que se someta a discusión, que se consulte al pueblo sobre la posibilidad de una amnistía para lograr la paz. Ya no queremos la guerra, queremos la paz”.