Alto comisionado de la ONU-DH pide no aprobar Ley de Seguridad Interior

Al considerar que la aprobación de un marco legal que regule las operaciones de las fuerzas armadas en labores de seguridad ciudadana en nada ayudará a la disminución de la violencia que impera en México, el alto comisionado de las Naciones Unidas en materia de Derechos Humanos (ONU-DH), Zeid Ra’ad Al Hussein, pidió detener la minuta de Ley de Seguridad Interior aprobada por diputados y que será analizada en el Senado. “Es un proyecto muy preocupante” señaló Al Hussein, apuntando que lo que se hará es reforzar una política de seguridad pública que se ha implementado por más de una década y que no ha ofrecido resultados favorables.

Apatzingán, Mich., Vestido con chamarra y gorra militares, el presidente Felipe Calderón empezó el año rindiendo tributo a soldados, marinos y policías, a quienes ordenó que no desfallezcan en la tarea de terminar con la delincuencia organizada. 3 de Enero del 2007 Foto: Gustavo Aguado

En comunicado enviado desde Ginebra, Suiza, el alto comisionado recordó que cuando hace dos años visitó nuestro país las autoridades le aseguraron que el despliegue del Ejército en las calles fue inevitable… pero que poco a poco los militares regresarían a los cuarteles para ser sustituidos por policías (federales y estatales) mejor preparados… obviamente esto no sucedió y, con la Ley de Seguridad Interior, la posibilidad de preparar mejores policías no se contempla a detalle. Por el contrario, se abre la puerta para que sean relegadas por las fuerzas armadas. “El actual proyecto legislativo podría debilitar los alicientes que tienen las autoridades civiles para asumir plenamente sus funciones en tanto que agentes de la ley”, advirtió Al Hussein.

 

El representante de la ONU en materia de Derechos Humanos reconoció que la situación de violencia que se vive en el país es preocupante y que es alto el temor que infunden las “Poderosas bandas de delincuentes organizados”… pero no menos inquietantes son algunos de los elementos que están contemplados en la Ley de Seguridad Interior. Como por ejemplo, el hecho de que la ejecución de tareas policiales por parte de militares no está acompañada de controles de supervisión apropiados o que, en determinadas circunstancias, las policías civiles estén supeditadas al mando de las fuerzas armadas “Además la legislación carece de las garantías adecuadas, con arreglo a las normas internacionales de derechos humanos, contra el uso ilegítimo, arbitrario o excesivo de la fuerza”.

 

Pese a lo que opina El Bronco, quien cree que sólo quienes combaten cuerpo a cuerpo al crimen organizado tienen autoridad para cuestionar la mentada Ley, el alto comisionado señaló que antes de seguir con la aprobación de la Ley convendría “llevarse a cabo un debate abierto e inclusivo sobre los problemas de seguridad ciudadana en el país y sus posibles soluciones”. En tal discusión, planteó, deberían  tener participación activa la Comisión Nacional de Derechos Humanos, grupos de expertos y miembros de la sociedad civil. Además, señaló que se debería contar con asistencia técnica para fortalecer las capacidades de las autoridades civiles, a fin de que se puedan abordar debidamente las problemáticas en materia de seguridad.

Quienes critican Ley de Seguridad Interior no quieren a México, asegura “El Bronco”

No sólo la ONU ha mostrado su preocupación sobre la posible aprobación del proyecto de ley, también sobre el tema han mostrado inquietud organismos como la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el UNICEF- México, así como entidades de la sociedad civil… que legisladores no hagan caso a tanto llamado, eso también es preocupante.

Comentarios