El verdadero significado del codo que aparece en la nueva portada de la Revista Time

2017 se ha distinguido por ser el año en el que hombres y mujeres decidieron enfrentar sus miedos y los prejuicios rompiendo el silencio y alzando la voz en contra de aquellos que perpetraron su intimidad, convirtiéndolos en víctimas de acoso y abuso sexual. Muchos de ellos vivieron décadas en silencio y profundo sufrimiento, otros más lo soportaron sin saber que tenían otras opciones, pero lo que es un hecho es que bastó una sola denuncia, para que el mundo se decidiera a abrir los ojos y finalmente dimensionar la magnitud del problema que se vive en cuanto a acoso y abuso sexual en todos lados.

Es por ello que la revista Time, ha nombró a las víctimas que se atrevieron a denunciar, como ‘La persona del año’ y  con el título “The silence breakers”  ó “Las que rompieron el silencio”,  la publicación reconoce a todas las voces que iniciaron el movimiento #MeToo o #YoTambién que ha servido para visibilizar no sólo los casos sino también a los millones de víctimas por acoso en todo el mundo.

Y aunque el término pudiera parecernos de reciente creación, la realidad es que #MeToo existe desde hace varios años cuando la activista Tarana Burke lo acuñó para generar conciencia sobre la manera en la que durante mucho tiempo, la sociedad toleró o ignoró el abuso sexual. El hashtag, fue retomado por Alyssa Milano, para denunciar el abuso que sufrió por parte de Harvey Weinstein, al que se sumaron actrices como Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow, Ashley Judd, Rosanna Arquette y Rose McGowan, entre otros muchos casos, como el de Taylor Swift, llevó a juicio al conductor de radio, David Mueller, por tocarla indebidamente,  Lady Gaga, sufrió abusos por parte de su productor, Oprah Winfrey, fue violada, Madonna, Vanessa Williams, Queen Latifa y la lista sigue y sigue.

Los hombres también fueron expuestos a acosos y violaciones.

El director de cine, Blaise Godbe, acusó a su agente por haberlo violentado sexualmente cuando tenía 18 años, mientras que la abogada Lisa Bloom afirmó que el acoso sexual contra los modelos es una epidemia y lo mismo ha pasado en el  mundo del deporte y en miles de ciudadanos alrededor del mundo, y desgraciadamente, en México no estamos exentos de estos casos, y una muestra de ello, son los hashtags #MiPrimerAcoso o #YoTambién con el que miles de víctimas han compartido sus historias a través de redes.

De acuerdo con datos del INEGI, el 72 por ciento de las mujeres residentes de tan sólo en la CDMX, han sufrido algún tipo de violencia sexual, mientras que la  Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2016, reveló que  existen 12 mil 889, averiguaciones por violaciones, mientras que otras 16 mil 836 corresponden a delitos como abuso sexual, pederastia u hostigamiento estupro.

Cuando dimensionamos la cantidad de averiguaciones, de testimonios, de historias y de víctimas, es cuando nos damos cuenta de la gravedad del asunto pero sobre todo de la importancia que puede llegar a tener un acto individual, como es la denuncia, propiciando a otras víctimas a dar un paso al frente y decir yo también.

Y si se preguntan por qué en la portada de la revista Time, aparecen 4 de las mujeres que rompieron el silencio y un codo que parece cortado en la esquina inferior derecha, el cuál no es un error, sino un homenaje paras representar a las víctimas anónimas de este 2017.

Comentarios