Se acabó el sueño mundialista para Paolo Guerrero

Perú vuelve a una Copa del Mundo desde 1982. Los incas estarán de vuelta en la máxima competencia de selecciones, pero sin su bastión, ese que prácticamente se los echó al hombro para que llegaran aquí.

En un comunicado de prensa enviado en redes sociales la FIFA anunció un fuerte castigo para el delantero Paolo Guerrero. Al atacante del Flamengo dio positivo en el antidoping que se le practicó posterior al partido de Argentina. A consecuencia tendrá que cumplir un año de suspensión.

La misiva sentencia: “El Comité Disciplinario de la FIFA ha decidido, después de analizar las circunstancias del caso, suspender al jugador internacional peruano Paolo Guerrero por un año. El dio positivo por cocaína, sustancia que está incluida en la lista de las sustancias prohibidas de la WADA bajo la clase de estimulantes”.

Al dar positivo violó el artículo 6 del control antidopaje del organismo y con esto viene la suspensión. Ese castigo comenzó desde el 3 de noviembre del 2017, así que terminará el mismo día, pero del 2018. Por lo tanto, no veremos a Guerrero en el Mundial de Rusia.

Es una tristeza que este jugador no pueda estar en la Copa del Mundo. Sin embargo, al romper las reglas y de la manera que lo hizo no hay forma de defenderlo.

Los peruanos tendrán que apoyarse en figuras como Jefferson Farfán si quieren hacer algo en tierras rusas. Además, por obvias razones buscar alguien que sustituya a Paolo.