John Lennon y lo que significó tener a Brian Epstein en su vida

John Lennon fue le chico rebelde de The Beatles, aquel que siempre puso la polémica en el grupo y que nunca se quedó callado. Confiaba en pocas personas y se mantuvo siempre en competencia con Paul McCartney en el nivel de creatividad.

Pero dentro de la vida de Lennon y del ‘Fab Four’, hubo un tipo llamado Brian Samuel Epstein (1934-1967), quien no es oficialmente el famoso ‘Quinto Beatle’, pero para muchos, fue como el padre de John.

Epstein se encargó de llevar al estrellato a los cuatro porque quería ser alguien más allá de un simple vendedor de discos en una tienda que era de su familia (que ahora es una ‘sex shop’).

Brian los descubrió un 9 de noviembre de 1961 en el número 10 de la Matthew Street, en Liverpool. The Cavern Club era un bar en el que se presentaban bandas de rock & roll y sobresalían cuatro adolescentes con pinta de James Dean, que solían pelear en el escenario y que tocaban puros covers.

Después de unos tragos convenció a los cuatro de tener a él como manager, como lo vieron bien vestido y con cigarro en mano, pensaron que era millonario… Aceptaron, firmaron y lo demás es historia.

John Lennon confesó años después:

La verdad es que sólo estábamos esperando la oferta del primer gran hombre con un gran cigarro en la boca”…

Epstein fue el autor de numerosas situaciones que ayudaron/incomodaron a The Beatles para ser famosos:

1.- Condicionó que los temas fueran firmados como Lennon/McCartney para evitar egos y conflictos posteriores en los derechos de autor.

2.- Que los cuatro comenzaran a usar traje, corbata y peinados clásicos para mejorar su imagen en TV y ante la prensa. John Lennon odió esto porque no podía usar lentes porque simplemente no veía.

3.- Que le hicieran caso en todo lo que él dijera, para evitar escándalos, algo que ignoraron Lennon y Harrison casi siempre. ¡Les encantaba la vida loca!

Como la disquera Decca (donde grabaron The Rolling Stones) los bateó, Epstein logró que firmaran un contrato con los estudios EMI de Abbey Road y estrenaran a Ringo en la alineación. El legendario George Martin fue quien confió en cuatro chicos que apenas y podían componer sus propias rolas.

“La mejor banda de la historia”, así vendió el manager al cuarto con Ed Sullivan y este fue el resultado sin hacer ‘playback’ como solían hacerlo casi todos los artistas en el programa.

Incluso se llegó a manejar que hubo una aventura entre Epstein y Lennon en Barcelona, en abril de 1963. Lennon lo negó (nervioso) con esta frase:

“Bueno, fue casi una historia de amor, pero nunca se consumó. Pero tuvimos una relación bastante intensa”.

A pesar de todo, John lo llegó a ver como el padre que nunca tuvo. Durante las sesiones de ‘Get Back’ (que posteriormente se llamaría ‘Let It Be’), compuso algo llamado, What about Brian Epstein?

Tres años antes de morir, Brian escribió ‘A Cellarfull Of Noise’ (1964), sus memorias, en las que confesó lo difícil que le resultó aceptar su homosexualidad y la relación que tuvo con ‘The Beatles’.

Tras la muerte de Epstein, Lennon tuvo una acertada frase para el destino de The Beatles: “Todo se ha jodido”…

 

Comentarios