Porque han “volvido” a México un referente, EPN enseñó cómo impuso sus reformas estructurales

Pese a que millones de mexicanos se fueron de rodillas hasta la basílica para pedir que ya, mínimo, de aquí a fin de año el presidente no la regara, los poderes milagrosos de la Guadalupana no dan para tanto y… ¿Qué, para eso no es tanto peregrino?

Bueno, de todos modos aunque se hubiera hecho una cadena de oración kilométrica, la virgen no hace milagros de ese calibre y, nuevamente, el buen EPN nos fue a representar como sólo él sabe hacerlo. Esta vez fue en París, donde durante su conferencia magistral… pues sí, se sintió muy “desenvolvido” y flexibilizó la lengua de una forma que no pasó desapercibida por la mayoría de los medios.

Chale… y justo en la parte de su discurso en la que más crema le estaba echando a sus tacos: “recoger el día de hoy el testimonio de los avances que México ha tenido, del éxito y del referente que se ha “volvido” para otras naciones a partir de los cambio que ha alcanzado…”

El error fue hecho enfrente de todos los de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que muy atentos escuchaban cómo EPN dictaba su conferencia “Instrumentación de las reformas estructurales de México” que, ¿cuáles son? la laboral, la energética y… ah, la educativa. No, pues sí… se ve que esta última nada tiene que ver con los planes de estudio o de nuevas metodologías pedagógicas y se centra –principalmente- en el control laboral del magisterio.

Como sea, EPN se fue hasta Francia a dictar un decálogo … no de cómo funciona, sino de cómo imponer unas reformas como las que él logró implantar en nuestro país. Y ahí les va:

1.- Mientras más pronto mejor: agárralos desprevenidos, mientras siguen sin creer que pudiste llegar a la presidencia, pese a tantas críticas.

2.- Más es mejor: pues si ya la vas a regar, hazlo en grande.

3.- Mantén a los beneficiarios de los cambios cerca: pues sí… así de gacho como se oye. Ahora ya sabemos por qué tiene a compadres y amigos en el gabinete.

4.- Ten a un equipo calificado de tu lado:o aunque apenas estén aprendiendo…. siempre es bueno tener a quién echarle la culpa.

5.- En caso de duda, actúa: la fórmula del sexenio… o ¿ustedes qué hubieran hecho?

6.- Comunicar más nunca es demasiado: traducido en “crea tu universo paralelo y tú dale duro con los spots”, pa’ que vean que estás “Moviendo a México”.

7.- La última palabra siempre la tendrán los tribunales: o sea, aprovéchate de todo resquicio legal.

8.- El orden de los factores “puede alterar el producto”: aquí dio a entender que le puedes prometer algo a tus aliados… pero igual después te puedes arrepentir y, pues ni modo. Hay que cambiar en la marcha.

9.- El cambio es tu propia recompensa: tú dale y vas a ver que sales con Casa Blanca del sexenio.

10.- Para ganar hay que arriesgar: y una vez cometidos los riesgos, pasa al punto 3.